-Soliloquios de El Soñante-

Archivo para mayo, 2012

“31/31 de Mayo”

El mes de Mayo ha terminado; éste mes ha sido en una palabra excelente, entre las múltiples ocupaciones de la Escuela Normal de las dos primeras semanas pude darme el tiempo suficiente para vivir las experiencias del servicio en Parroquia,  éstos últimos días los he vivido en un paro indefinido de labores que prácticamente son vacaciones para mi, las últimas vacaciones que viviré antes de salir de mi Licenciatura debido a que en el verano próximo tendré que preparar todas las cuestiones concernientes a mi cuarto y último grado.

Mayo significo en mi vida buenos momentos al lado de mis seres queridos, las oportunidad de ver a las personas que hace tiempo no encontraba sobre el camino, y así mismo encontrarme por primera vez con algunas personas que en el futuro sé que reaparecerán, en fin, no me queda más que decir: ¡hasta pronto Mayo!


“La Eternidad de las Flores: La Venganza I”

Una estruendosa risa se oía por los pasillos del castillo. El cielo estaba gris, y el humo del volcán parecía mimetizarse con él.

El Rey de Cronopía era cruel y despiadado, humillaba constantemente a sus esclavos, súbditos, e incluso a los que habían creado con él aquel lugar.

-¿Quién es el Elfo Oscuro más poderoso de la tierra?- se preguntaba constantemente, y se respondía, como un loco -Yo, por supuesto-

Solía latigar a quienes desobedecieran su palabra, escupir en la cara de quien le traía un alimento que no era de su gusto, entre otras faltas a la educación y el protocolo. 

Los habitantes lo maldecían a él, y a Lolth, por ser la Diosa del zángano que llamaban Rey. Y por esto mismo la Diosa Araña se había molestado. La desgracia había llegado a sus tierras, cargadas de arañas y monstruos de la Antípoda Oscura. 
Sin embargo, el poder que ya tenía Chaman le permitía rechazar y contra atacar a las criaturas que aparecían en el horizonte de sus dominios. 

***

Lo primero que apareció ante los ojos de los Elfos -tras dejar el desierto- fue el volcán. Que el cielo estuviera nublado hubiera parecido cómodo para ellos, excepto porque a pesar de no hacer calor, la luz era mucho más molesta que con un día soleado.

“Aunrae” escucho la joven, deteniéndose al instante. “Chaman es peligroso, mas no invencible… Él lucha como tú, con dos cimitarras. Lo tienes que sorprender y humillar, que toda su sangre alimente mi hambre.” 
Una sonrisa se dibujo en su rostro, esbozó un sí con los labios, sin dejar escapar sonido alguno de su boca y retomó la marcha.

El Kaldorei la miro extrañado y le preguntó que había sucedido, pero ella sólo sonreía y le contestaba: “nada”.

Al salir el sol, se tenían a pocos metros de la puerta. Los árboles secos hacían que la podredumbre del lugar se hiciera más notoria. 

-Inírion, ve por la puerta principal. Intenta entrar de forma pacífica, yo iré por las murallas- indicó la Drow.

El muchacho asintió y comenzó a caminar. Ella corrió hacia un costado del muro. 

-Lolth- pronunció.

De inmediato comenzó a levitar, hasta llegar la cima del muro. Allí unos soldados perdían el tiempo con dados, sin percatarse de la presencia de su nueva acompañante. 
Ella les saltó encima y le cortó la cabeza a dos. Al tercero lo atravesó con la cimitarra de su mano derecha. 
Tras ella se lanzaron otros cinco soldados que venían de otro sector del muro, de los cuales partió en dos a los primeros, extendiendo sus brazos hacia los lados, luego los junto para cortar la cabeza del tercero. El cuarto venía con la espada en alto, preparándola para aterrizar en la cabeza de Aunrae. Ella lo paró con la cimitarra izquierda, y con la derecha lo atravesó. El último intentó huir, pero de un salto se puso frente a él, soltó las cimitarras y comenzó a estrangularlo con su mano izquierda, soltándolo sólo cuando sus dedos se toparon con el pulgar, y el cuerpo ya estaba inerte.


“La fiesta de la Santísima Trinidad”

La devoción a la Santísima Trinidad se inició en el siglo X, y a partir de esta época se fue difundiendo también su fiesta litúrgica, entrando en el calendario romano en 1331. Si bien desde el comienzo del cristianismo la oración litúrgica se ha dirigido al Padre, por mediación del Hijo y en el Espíritu Santo, y el mismo Jesús habló de Dios como una comunión de amor y manifestó el misterio de las tres divinas personas, lo original de esta fiesta es honrar específicamente a Dios sin tener como motivo un acontecimiento salvífico, ni la memoria de un santo. Tal como dice la oración colecta, se trata de “profesar la fe verdadera, conocer la gloria de la eterna Trinidad y adorar su unidad todopoderosa”.

A lo largo de tres ciclos de lecturas, las primeras (del AT) nos hablan de la revelación del Dios único de Israel; los Evangelios proclaman las palabras de Jesús en las que se refiere al Padre, se manifiesta a sí mismo como el Hijo igual a Él y anuncia el envío del Espíritu Santo. 

Por último, las lecturas apostólicas recogen la experiencia profunda de la filiación divina adoptiva, por la que los cristianos pueden conocer el amor del Padre, la gracia que manifiesta y comunica el Dios y hombre Jesucristo, y la comunión del Espíritu Santo, vínculo de unidad en la intimidad de Dios y en la comunidad eclesial. La antigua ley hispánica, en los siglos V al VII, enseñó magníficamente la fe trinitaria, sobre todo en los Concilios de Toledo, y de su liturgia procede el prefacio propio de esta solemnidad. Es consolador saber que nuestro Dios es “uno solo, pero no solitario” (Concilio VI de Toledo, año 638), amor puro que sólo busca darse de forma creadora y llevarnos a participar de su unidad vital eterna. 


“Lovumba”

Un poco de música, en esta ocasión una canción que me encanta por su ritmo: lovumba de Daddy Yankee.


“dame”

Lo que daría por poder repetir aquella tarde juntos, cuando el mundo supo de lo nuestro, tu cuerpo y el mío muy cerca el uno del otro, tu alma y la mía uniéndose en un para siempre: tus labios son hoy un tesoro que deseo preservar para siempre, tus ojos son dos gemas preciosas que nadie más que yo puede poseer, y soy tuyo a pesar de las personas que no entienden, a pesar de quienes crean historias fantásticas para tratar de separarnos, a pesar del tiempo que no entiende nuestra eternidad.

Dame un beso hoy, porque muero por tu amor, dame una razón para hacer del cielo fuego que se precipite sobre nuestras cabezas, dame un corazón que no sepa de miedos ni rencores, dame solo un segundo a tu lado para encontrar la respuesta a todo el dolor que mi vida tuvo antes de ti.


“La palanca de desarrollo”

El día de hoy me corresponde compartir con ustedes un capitulo más de la serie “Por un camino del todo nuevo”, en esta ocasión disfruten de “La Palanca de Desarrollo”.


“increible”

Te ofrecí mis labios y me dijiste un te quiero en el silencio eterno de un primer beso, supiste encontrarme en donde nadie más había buscado hasta entonces, mírame hoy pequeña: siento que estoy a punto de morir de tanto amor, es difícil de entender que pueda, como dice aquella hermosa canción, amarte tanto y no sufrir del corazón, es difícil de entender que sepas cada una de mis frases, que conozcas cada parte de mi cuerpo, que te hayas vuelto parte de mi esencia,  que no exista un adiós entre tu y yo, y que aunque el mundo no lo entienda , podamos ser tan felices como la primera tarde de abril que vio nacer nuestro furtivo amor.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 834 seguidores