-Soliloquios de El Soñante-

Entradas etiquetadas como “Esperanza

“gracias”

Suenas fuerte, en cada rincón del abismo que es mi alma; eres un rayo de luz ahí donde nadie más puedo reinar, eres esperanza ahí donde tantos y tantas se perdieron, quiero que lo sepas, déjame decirlo una vez más, suenas fuerte en mis adentros, no porque no vaya a haber nada más, sino porque después de ti, todo lo  demás jamás será igual.

Gracias por llegar a mi vida justo a tiempo.

Ciertamente es poco lo que puedo ofrecerte, mírame, apenas mis manos tienen fuerza para tomar a la vida que se viene, pero todo eso que puedo, por poco o insignificante que llegue a ser, lo deseo para ti, que sabes la justa medida de mi corazón, que supiste reinar y venir.


“me sé”

Puede que no encuentre tus besos en libro alguno, puede que por fin entienda que  lo tuyo y lo mío jamás fue algo correcto; puede que se haga demasiado tarde si continúo en este camino, pero llevo el alma abierta en una herida por tu causa, llevo sobre mi espalda aquella noche en que me engañaste, llevo entre mis dedos el sudor que tu espalda me obsequió, llevo tantas cosas en mi mente, que ya no sé dónde comienzo yo y dónde terminas tú;  llevo aún la esperanza de que las palabras fuesen verdad, que no hubieran sido sólo parte de tu trama.

Me sé muy bien triste, me sé ajeno, casi muerto, casi ido, me sé ya agobiado y casi terminado, me sé todo esto por tu culpa, pero quizás, quizás también por la mía. 


“sabes”

¿Sabes? sigo esperando a que un día cualquiera llegues gritando mi nombre a la puerta, como solías hacerlo hace apenas unos veranos, sigo con la esperanza incierta de que un buen día decidas volver a visitarme, que hagas de cuenta que nada sucedió y que me digas al oído “te quiero”, no he podido aguantarme las ganas de irte a buscar en mis sueños, te encontré recostado en ese mismo lugar, bajo aquel castaño, te encontré claro en mis sueños, tan claro como nunca te había podido ver.

No sé bien que me sucede contigo, sólo sé que eres lo mejor de mis días, aunque ya no estés del todo presente, sólo sé que la resignación es parte de mi vida, es parte de esta forma de irla pasando, entre copa y copa, entre una Catedral y la plaza de armas, entre mi soledad y la esperanza de que vuelvas gritando. 


“te necesito aquí”

No necesito demasiadas palabras para decírtelo,  me bastan justo ahora sólo tres: Te necesito aquí… con ellas va toda mi alma en una oración eterna, toda mi vida en un poema que no he terminado de escribir, se van a ti mis suspiros, con la firme esperanza de traerte de vuelta a mí.

No necesito demasiado para necesitarte, sólo saberme tuyo hasta lo hondo de mi alma, sólo saberte ajena, y verme morir al extrañarte de la forma en que lo hago…


Imagen

“José Saramago”


“todas mis esperanzas”

Si me dejas hoy, no habrá ya un mañana para conquistar, si te vas de mi lado no encontraré nada ni nadie que me devuelva la felicidad, si desapareces de mis días no existirá ni un solo motivo para continuar, todos los días serán días de lluvia y tempestad, no existiré a menos que tu decidas volver.

Júrame que aunque te vayas jamás me olvidaras, júrame que volverás y que encontrarás la forma de devolverme la sonrisa y la alegría. Dime que no hay motivos para irte, que el mundo  no importa ya y que todo lo que necesitas lo encuentras hoy mi mirada.

Pues si me dejas ya no tendré un futuro, y existiré aferrado al pasado, si te vas no hallare motivos para disimular mi nostalgia, y si me dejas, contigo se irán todas mis esperanzas…


“fin de vacaciones”

Las vacaciones de semana santa concluyen el día de hoy, y la verdad es que hablar de ellas es algo muy agradable; este receso primaveral fue sumamente especial debido a que tuve la oportunidad de conocer a personas maravillosas y de reencontrarme con viejos amigos, todo ello en el marco de las fiestas litúrgicas de ésta época tan bonita.

Por cuarto año consecutivo tuvimos la oportunidad de recibir la visita de misioneros en Parroquia, y al igual que en años anteriores me correspondió apoyarlos al cumplir su misión en las diferentes comunidades de mi Parroquia, son grandes las enseñanzas que ellos me han dejado y aún más las que he podido ver con un poco de distancia ahora que ellos han vuelto a sus lugares de origen, creo que la más grande de ellas es hacerme consciente de que Dios no se equivoca y que nos envía justo a donde somos necesitados, y que es nuestra responsabilidad responderle con todas nuestras energías, esa respuesta viva que repercute en los demás, es la aspiración más grande que dejan en mi los días santos que ya han pasado.

Además, durante esta última semana tuve la oportunidad de poder encontrarme de nueva cuenta con antiguas amistades que no se ven afectadas por el paso del tiempo, sonrisas y alegrías fueron constancia en estos últimos días del receso primaveral, de la misma forma debí preparar las cuestiones relacionadas con mi muy próxima práctica docente que iniciará el día de mañana con el retorno a clases en mi escuela primaria.

En lo general fueron unas vacaciones excelentes y estoy profundamente agradecido con Dios que me permitió vivirlas de la mejor forma posible para mi, ahora con el comienzo de las clases y la cotidianidad vuelven a encender las esperanzas de ese mejor futuro que lucho por construir día con día.

¡Feliz regreso a clases!


“tú: alegría y esperanza”

Esperanza, es el nombre de lo que hiciste en mi corazón; anhelo, es la primera de las victorias que tú me hiciste vivir.  Y es que siendo tan diferente no me pude resistir, lo único que quiero hoy es ganar mil victorias más a tu lado, dejarme seducir por el encanto eterno de tus ojos, y probar cada mañana el dulce sabor de tus labios, lo único que quiero hoy es abrir el camino que se cierne sobre nosotros y no dejar escapar ni un segundo de alegría, guardar en mi corazón el primer suspiro que me obsequiaste y permitirte ser tu quien decida lo que vendrá.

Alegría, es el nombre de lo que de mi corazón emana cada vez que te tengo cerca; felicidad, no es más ya el objetivo sino el camino mismo. Porque son tus palabras tan dulces y el invierno tan efímero, que no tardarán en florecer en el campo las margaritas de tu compañía, no tardaran demasiado en irse las miradas subjetivas, los callados intentos de un alma que se obstina en que tú no eres la primera, cuando realmente has sido para siempre la única.


“esperanza”

Finalmente el viento cambia, y detrás de la tormenta viene el sol acompañado de la reina de la esperanza, van por él mundo tomados de la mano  compartiendo, con todo el que lo desee, un nuevo amanecer de la vida que nace de lo profundo de sus ojos, ojos de color carmín esperanza, ojos de cristal que reflejan la vida de los otros; y aunque antes de este día sé que tuviste miedo, sé que temiste siempre lo peor, ya ves que hoy te demuestro que mientras la vida se resista a perecer existirá siempre el ansía de seguir, aunque el camino no sea el más sencillo y parezca solo ir de subida, siempre habrá dentro de tu alma una reina de la esperanza para compartir….


“Dame esperanza, Señor”

Quiero crecer en la esperanza.
Saber que siempre estás para escucharnos.
Saber que nunca nos abandonas.
Saber que tu amor es más grande que todo.
Saber que nos quieres de verdad.
Señor, haz crecer
la esperanza en mi corazón.
Que me confíe en vos,
para aprender a esperar.
Que sea paciente
y nunca baje los brazos.
Dame mucha fe,
mucho amor
y mucha esperanza para vivir.
Gracias, Señor.


“no quiero”

No quiero tu alma, de nada me serviría si no te tengo a ti para compartirla; eres razones desconocidas para mi sonrisa, la fuerza con que el sol arranca de mis ojos una esperanza cada mañana, y la espera que vibrante me enerva sin auxilio posible.

No quiero tus besos, de nada me servirían si no te tuviese a ti para poderlos volver a vivir; eres un corazón caminante que se detiene esta mañana en mi portal y que quizás mañana se encuentre lejano y taciturno pero sé que el hoy puede prologársenos durante mucho tiempo si tú así lo deseas.

No quiero tu sombra, sería una culpa en mi espalda el privarte de ella; eres dulzura y paz, la única puerta posible para salir de la soledad que se encierra en mis adentros, la única explicación posible para que mi vida sea hoy lo que es y no cualquier otra cosa.


“serás alegría en mi vida”

Un respiro en una vida tan agitada; la pausa para esos días agitados que pensé estaría condesado a vivir por el resto de mis días, eres hoy esperanza y sé, lo sé muy bien, que mañana serás alegría en mi vida, que nada será igual y todo gracias a ti, por si me miras, el cielo se vuelve solo una inmensa mancha azul coronando este mundo que gracias a ti vive una eterna primavera en la que no hay más miedo ni soledad, y es que tus ojos son lo más bello que pude llegar a encontrar, niña entiende, no puedo ser aquello que no soy, pero por ti, lo intentaría hasta desfallecer, porque lo que tú me das, no se compara con nada más; y si puedo con gusto mirarte a los ojos al decirte esta ver es solo porque la fuerza que necesito tu siempre me la das….


“epígrafes de Educación”

     “Debemos hacer filosofía con niñas y niños despojando su educación de los impedimentos para que crezcan como seres completos, autónomos y reflexivos, dotando al maestro y a la escuela del verdadero componente que puede hacer que esa educación sea más significativa. Y si les negamos a los niños y a las niñas una educación significativa, aseguramos que seguirán dominando la ignorancia, la irresponsabilidad y la mediocridad que con frecuencia dominan entre los adultos.”Matthew Lipman, 1980

     “El visitante de un planeta cuyos habitantes fueran incorregiblemente racionales, encontraría en los sistemas educativos, sin duda, motivos para extrañarse. [...] Una y otra vez hemos recurrido a reformarlos en lugar de transformarlos. Y cuando las reformas se vuelven ineficaces, proliferan los enfoques compensatorios en un esfuerzo por reformar las reformas infructuosas. El origen fundamental del fracaso del sistema a la hora de ofrecer realmente educación -la imperfección de su modelo básico- sigue sin ser revisado, y se dedican de forma creciente vastas sumas a compensar la ineficacia del sistema, a compensar la ineficacia de los esfuerzos compensatorios, y así sucesivamente, en una carrera inútil.”Matthew Lipman, 1988.

     “Si analizamos el sistema educativo actual es fácil predecir que sus imperfecciones son más responsables que lo que hemos estado dispuestos a admitir de las graves condiciones en las que se encuentra el mundo. Si nos quejamos de que nuestros líderes y el electorado se ocupan sólo de sí mismos y de que son incultos, debemos recordar que son fruto de nuestro sistema educativo. Si alegamos, como factor atenuante, que también son fruto de sus casas y de sus familias, hay que recordar que los insensatos padres y abuelos de esas familias son igualmente resultado del mismo proceso educativo. Como educadores tenemos una grave responsabilidad en la insensatez de la población mundial.”Matthew Lipman, 1988

     “Decir que los seres humanos son personas y como personas son libres, y no hacer nada para lograr concretamente que esta afirmación sea objetiva, es una farsa de los estados y sus sistemas educativos.”Paulo Freire, 1970

     “Nadie libera a nadie, y nadie se libera solo. Los seres humanos se liberan en comunión.”Paulo Freire, 1970


“una nueva canción de amor”

Solo puedo darte las gracias; mi vida ha cambiado desde que estas aquí, y me he dado cuenta de que las cosas pueden mejorar con solo una sonrisa, que no importa el tiempo que haya sufrido, mi recompensa se mide en amor, y en eso nadie a ti te gana, por ti lo que antes solo era dolor hoy son expresiones de lo que me haces sentir, has hecho con tu presencia que mi vida gire y cambie, antes de ti mi corazón estaba manchado de nostalgia y melancolía, y tú has hecho huir a mi miedo a amar, has logrado despojar a la nostalgia de su trono, has abierto las ventanas de mi corazón, has vuelto ya mi melancolía una nueva canción de amor; y contigo sé que puedo ser feliz.

Déjame guardar tus caricias en la caja que es mi alma, déjame intentar abrazarte como a nadie más, y permite que mi alma se funda a tu camino, que sea mi esperanza tu corona y mi dulzura tu cetro, y que seas quien reine por fin.


“lo que un marinero como yo”

Eres un dulce divino, mi comedia personal en donde nada ni nadie tiene más poder que el Dios de los cielos; en donde tus besos son señales de luz en un mar oscuro, el faro que me lleva a puerto seguro cada vez que temo por mi vida.

Recuerda que soy marinero y llevo un amor en cada costa, no porque me haga falta cariño sino porque sin tus brazos me siento solo, y encuentro en cada compañera ocasional una oportunidad nueva para recordarte, pero siempre vuelvo a ti, en mi barcaza antigua con nuevos tesoros antiguos para ti, con nuevas historias de sirenas falsas y dragones enamoradizos.

Eres más que un canto de sirena, más que una aventura vivida, eres mi esperanza y el amor de mi Dios hecho una dama, eres paciencia y aliento, todo lo que un marinero como yo siempre buscó.


“por la plaza”

Sé que no merezco ni un recuerdo, pero por el amor de Dios ten piedad de mí, tenla por cada día que vivimos juntos, por la esperanza de que las cosas pueden volver a ser lo que fueron, por los besos que en las sombras me obsequiaste temerosa a que el mundo lo supiera, por cada una de las estrellas que logre bajar del cielo para ti, porque tú sabes tan bien como yo que no se dejar de adorarte, no hace falta que lo diga ¿O sí?, creo que puedes volver a verme por la plaza en soledad, acompañado de mis fantasmas, creo que aun puedes ser tú la que siempre desee, que aun puedes ser la princesa risueña que se asoma traviesa por mi ventana, la misma que con engaños endulza mi corazón con agravios fatales de esos tus labios, ¿Puedes aun verme en la plaza? O hace falta que vuelva a pasar 50 inviernos en el mismo lugar como un castigo que mi alma está dispuesta a penar.


“debajo de esta fresca sombra”

 

Flotan mil mariposas por la pradera y a lo lejos aún se conserva esa sombra, apenas tres semanas antes justo aquí dos amantes se juraban amor eterno, e irónicamente ha sido la eternidad quien los ha alcanzado; a él, ansioso por verla la gitana del tiempo lo ha embrujado con mentiras y estafas; a ella, cautelosa y perenne un caballero de armadura oxidada la ha convencido de no dejarse llevar por el viento como lo prometió.

A veces me pregunto por qué no somos capaces de mantenernos en las promesas y juramentos que hacemos, a veces me cuestiono porque el amor se deja manosear por los falsos sentimientos que a veces lo engalanan por conveniencia, a veces, debajo de esta fresca sombra me figuro como es que no somos capaces de dejar de ser uno y comenzar a ser dos y como nos dejamos convencer por cosas tan falsas como creer que el amor no es ni para nosotros ni para nadie…


“de bacuzaguí”

 

Sorpresas te da la vida, bien lo decía la canción, y es que desde esa última vez nada volvió a ser igual; creí que jugabas a engañarte y que te alejabas solo por mi miedo, pero ahora noto las cosas de manera distinta; y es que ese pequeño poema pegado en alguna hoja  de la Bacuzaguí que por razones divinas llego a mis manos, me ha despertado de mis sueños, hoy sé que tú no eres quien dormía, sino que pese a todo lo que ya paso, sigo siendo yo tu flor dormida.


“dormir”

Dormir, entregarme en esta tarde a los brazos de Morfeo y dejar que mis sueños vuelvan a nacer, luego de tanto tiempo entiendo que jamás se fueron, que únicamente estaban esperando por mí, por mis deseos y mis añoranzas, y por cada día que paso sin que pudiera descansar, aunque el sol reine por la ventana, entregare mis ojos a las delicias de poder dormir.


“promesa”

A veces el tiempo se nos detiene, en otras ocasiones la vida va demasiado rápido, pero conforme más crecemos parecería que el padre tiempo deja ir su arena más y más rápidamente; en realidad, cada día dura siempre lo mismo, en realidad los meses tienen año con año los mismos días, y no existe nada ni nadie que haga correr el tiempo más rápido, nada ni nadie más que nosotros; en los últimos dos años he sentido que mi vida se va más y más rápido; esto a veces me causa alegría porque de alguna forma sé que el camino que recorro me habrá de llevar a lo que deseo en algún momento, pero también a veces me causa un poco de expectación porque no sé nada de lo que viene sobre este camino, hace muchos años me prometí a mi mismo no dejarme engullir por la tristeza ni por la desesperanza, y estoy hoy más firme que nunca en esta promesa conmigo mismo, porque sé que las cosas suceden porque así debe ser, que no pueden controlarse las cosas que la vida nos presenta frente a nosotros y eso es innegable, sin embargo, lo que si podemos controlar son nuestras reacciones ante esas cosas; y si le abrimos el corazón a la esperanza y a la fe, nuestro corazón se inundara en ellos y no se quebrara frente a las tormentas por muy fuertes que estas sean.

 Vivir cada día con la alegría necesaria, y permitir que mi alma sea lo más libre posible es ahora el compromiso que tengo conmigo mismo, para poder hacer extensa la promesa de los años pasados.


“oportunidades”

Esa lluvia que no vivimos juntos, y la cama donde debimos reposar, los besos que no te he entregado y las miradas que jamás intercambiamos, el sentido de esto que late dentro de mí, y la postergada entrega de pasión, mis silencios y tus faltas de ortografía, ese último abrazo fugaz que nos dimos en el sueño de ayer,  y la voz que llamaba a la puerta esta mañana.

Sé que puede ser de formas distintas, pero no deseo cambiar aquello que no puedo tocar, no quiero pensar en que pudimos haber sido sin haber sido nada todavía, porque justo ahora nuestro mundo está lleno de oportunidades que pacientes habrán de esperar que esa voz se convierta en la mía, que en tus labios nazca un primer te quiero que no viaje tanto para llegar a mí. Te necesito más de lo que  puedes creer.


“la inspiración”

Le pregunto al cielo en donde estas, y no sabe que responderme; hoy me pregunto qué habrá sido de ti, que habrá sido de tu corazón y de tu mirada, no sé si ir a buscarte o dejar que mi sombra recorra el mundo en tu recuerdo eterno, y es que después de todo sé que aun me recuerdas, se que el tiempo no ha podido borrar la huella del último beso ni la ultima tarde junto al mar.

 Sé que ese último momento cuando te despediste ha quedado plasmado en nuestras almas uniéndolas para siempre,  este hombre es tan tuyo como siempre lo fue;  mis canciones y poemas siempre hablan de ti, aun eres la inspiración que me dice al oído palabras bellas y viejas romanzas…


“un segundo”

Es para mí una necesidad quererte, con este cariño tan diferente, tu siendo tan distinta de la luna bella, tan única y singular; es miel lo que tus labrios producen, néctar divino de pasión anidada en un alma olvidada, y te quiero solo porque si, no me hacen falta más razones, ningún agravio me hará cambiar, ninguna pena me adecentara, porque eres tú la realidad que yo quiero crear.

Y aunque yo pierda, el mañana llegará, una nueva noche nos cubrirá y con ellas nacerán esperanzas inmortales en tu alma y en la mía; que ni mil poemas podrán expresar, dame solo un segundo no pido más.


“perdona los pequeños detalles”

Enamorado de ese par de ojos que tienes debajo de tus cejas, viviendo un cuento eterno en el que tú eres mi princesa y yo el plebeyo que finge ser un príncipe de algún color, escribiéndote tantas cartas a la luz de las velas que se consumen por el fuego como mi corazón por la sed de tu amor.

Estoy creyéndome cada una de las mentiras que tejo con mi ansiedad, estoy diciéndole a todos que tu estas la mitad de enamorada de lo que yo lo estoy por ti, y estoy tan sediento que podría ahogarme en mis deseos, pero la esperanza es mi espada y mis anhelos son mi escudo, sé que podría vencer a cualquier dragón con ellos por ti, y sé que aun cuando en mis venas no corra más que sangre roja tú podrías disculpar esos pequeños detalles.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 828 seguidores