-Soliloquios de El Soñante-

Entradas etiquetadas como “Servidores del Altar

“Los 10 mandamientos del Acólito”

1.- Es puntual en todos los actos: reuniones y celebraciones litúrgicas.

2.- Se presenta siempre aseado, tanto en la propia persona como en el vestido y en el calzado. Un acólito se lava las manos antes de la celebración, no se presenta al altar despeinado ni sucio.

3.- Es amable y cortés con todos.

4.- Guarda orden riguroso respecto a los objetos del culto.

5.- Observa silencio en el templo. Evita risas y bromas en lugares y momentos de silencio.

6.- Mantiene limpia su alba y la guarda ordenadamente.

7.- No descuida la oración diaria, la Misa Dominical, la Comunión frecuente y el sacramento de la Reconciliación.

8.- Hace bien su trabajo, con atención, concentración y devoción: no curiosea en el templo ni mira hacia los lados; es prudente y cuidadoso con los utensilios; no hace ruido innecesario con vinajeras u otros objetos y está siempre atento a lo que necesita el sacerdote que preside la Eucaristía.

9.- Estudia y conoce la liturgia de la iglesia: sus signos, ritos y significado. Y así se da cuenta de dónde y cuándo lo necesitan.

10.- Es humilde y sobrio y evita toda forma de ostentación.


“oración del servidor del altar”

Amigo Jesús:
Te agradezco el honor y la alegría que me das, al poder servir en el altar.
Concédeme el don de la piedad, la virtud de la pureza, y el conocimiento de la doctrina cristiana.
Aumenta mi fe en tu divina presencia en el altar, y motiva mi adoración sincera.
Haz que cada día sea mejor y sirva de buen ejemplo a los demás.
Bendice a todos los monaguillos y acólitos, para que ayuden al decoro de las celebraciones, y para que florezcan entre nosotros las vocaciones consagradas.

AMEN.


“¡Viva Cristo Rey!”

El día de hoy se celebro la fiesta de Cristo Rey en Parroquia, con tres misas solemnes en las cuales  participó todo el equipo de los servidores del Altar;  y como ya es tradición aprovechamos esta solemnidad para tomarnos una fotografía de recuerdo con nuestro párroco, el Pbro. Mario Medrano Urzúa; les comparto ésta imagen, en la cual aparece el equipo completo de los niños a los cuales atiendo y de los cuales soy responsable.

 Sólo me queda decir, ¡Viva Cristo Rey!


“oración del monaguillo”

Ayúdame a estar muy atento
para reconocerte en seguida en la persona del sacerdote,
a escuchar con provecho tu Palabra,
a alimentarme dignamente con tu Cuerpo y tu Sangre,
y a reconocerte presente 
en medio de la asamblea de los hermanos.

Ayúdame a servir a tu altar como tú mereces,
a hacerlo todo con diligencia  y eficacia,
y, sobre todo, a hacerlo por tu amor.

Sí, que todo mi actuar sea, Señor,
expresión del amor con el que quiero amarte,
puesto que sólo en ti encuentro la paz y la alegría.

Ayúdame, Madre de Dios y madre mía,
tú que nos dijiste a todos: “Haced lo que él os diga”. 
Amén.


“Un Pentecostés especial”

He comentado con anterioridad que mi vida tiene muchos aspectos importantes, uno de ellos es mi escuela Normal y mi formación como futuro docente de primaria, pero existen otros que a pesar de tener menor cantidad de mi tiempo no son menos importantes, de estos últimos en fechas recientes me he sentido profundamente feliz con lo que he logrado en mi servicio parroquial, como asesor del grupo de Servidores del Altar.

El día de hoy, se ha celebrado el Pentecostés y esta ha sido una oportunidad perfecta para una celebración mayor, en este día ha sido presentado el grupo de Servidores del Altar consus nuevos integrantes, quienes ya cuentan con sotana propia y han sido instalados en la misa  vespertina que hasta la semana pasada no tenía ningún Acolito titular, esto representa para mí un triunfo porque hemos logrado abarcar un poco más de las muchas celebraciones litúrgicas de mi parroquia, y con ello hemos también iniciado el proceso  de crecimiento espiritual de los nuevos tres integrantes, a pesar de que en el último año algunos niños han dejado de servir por muy diversas causas, en este momento nuestro grupo se encuentra más fuerte que nunca, con miembros activos y con muchos niños que solicitan entrar en él, conforme el tiempo me lo vaya permitiendo, intentare abarcar un poco más, aceptar a nuevos niños, prepararlos y colocarlos en misas que no tengan servidores titulares, todo ello claro, si Dios lo permite.


“Servidores del Altar”

Hace algunos meses escribí una entrada contando que iniciaba un nuevo curso de Monaguillos en mi parroquia, hoy después de varios meses de intenso trabajo y de prácticas por fin han recibido su nueva sotana los cuatro nuevos integrantes del grupo de Servidores del Altar de la Parroquia de la Sagrada Familia, en la que gustosamente presto mi servicio al frente de los monaguillos. Desde la llegada del Padre Mario hace ya casi 3 años, y debido a la promesa que hice al fallecer el Padre Genaro, he podido desarrollar cada vez más un cargo con mucha responsabilidad al interior de mi parroquia, primeramente aprendiendo un poco más acerca del servicio del altar y posteriormente haciéndome cargo de la enseñanza de los nuevos monaguillos, hoy en día son 7 los pequeños que ayudan en las diferentes misas dominicales, en foto en la parte superior: Alejandra, Aldito, Yo y Marco, y en la parte inferior; Cindy, Bryan, Ángel y Rodrigo, todos en compañía de nuestro párroco, el Padre Mario.

Los servidores del altar tienen un papel muy importante al interior de las celebraciones eucarísticas y también lo tienen en la vida de una parroquia, sin duda el servicio que los niños prestan desinteresadamente es un ejemplo formidable para todos los adultos, quienes muchas veces nos olvidamos de dar las cosas sin pedir nada a cambio, después de todo y para fortuna nuestra aun siguen habiendo muchos niños dispuestos a otorgar una hora de su tiempo cada sábado y otra hora cada domingo para poder convivir con sus compañeros, con el párroco y por supuesto para estar en la presencia de Dios, aun nos falta mucho camino por recorrer y espero que para la próxima Semana Santa pueda tener listo al grupo para los servicios en las misas de las diferentes capillas y para las celebraciones propias de ese tiempo litúrgico.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 834 seguidores