-Soliloquios de El Soñante-

Entradas etiquetadas como “silencio

“algo suena”

Suena tu último beso en el espacio sideral de mis adentros, suenan tus reclamos de siempre, las eternas pláticas del pórtico, suenan hasta tus despedidas, y sueno yo al verte partir, mis lágrimas tienen un sonido muy particular, mis lágrimas ya no ruedan más en silencio, el mutis de tu vida partió en dos el de la mía, desde ahora y para siempre algo habrá en mí de sonar; puede que sea tu primer “te quiero”, puede que sea la clara noche que acompaña a mis despreocupados sueños, puede que sean las primaveras que crecieron sin tus violetas o los inviernos que aparecieron sin avisar y sin dejar crecer mi alcatraces, puede que sea simplemente yo llorando tu huída, pero sólo sé que ese sonido habrá de alcanzarte, allá a dónde vayas tú…


Imagen

“silencio”


“tanto en tan poco”

Tiene  tanto tiempo, desde la primer vez que nos cruzamos por los pasillos de aquella antigua escuela; tiene tanto tiempo, desde que en una tarde de confesiones me dijiste que yo era lo único que nunca habías conseguido, que poco a poco y de una forma inexplicable entraste en mi vida, en mi mundo, en mis adentros, tiene tanto tiempo que me parece tan irreal que hoy siga queriéndote como la primera vez, que todo emocionado te dije te amo, después de aquella fugaz carrera por la playa, con las gaviotas y las nubes como testigos.

Tenemos tanto en común, y son tantas las cosas que nos diferencias que a ciencia cierta no sé por cuales te amo más que a mis días, y más a mis noches, más que al silencio y mucho más que al bullicio de mi ciudad. Tanto es tan poco en ti, que lo poco que el mundo ve en ti, se convierte en todo en mí.


“en silencio”

Quiero saber el motivo de tu sonrisa, y adivinar que es lo que te depara el destino,  hacerte saber que a pesar de todo yo seguiré estando aquí, a las 6:23 como cada tarde, esperando a que llegues y me cuentes con tu mirada tu día, y me digas en silencio que sin mi tú vida no sería nada de lo que hoy y mañana será, que te encanta que te mire como lo hago y que mis besos son una probadita de cielo para tu alma, que me deseas tanto como yo lo hago desde la primera noche, que me digas todo esto en el silencio que nadie más que yo comprende; en el silencio que ha unido tu alma y la mía desde el primer segundo…


“mucho más que solo mi corazón”

Tienes una magia especial, un solo mensaje tuyo, una sola palabra, solo una señal de ti, y no puedo evitar sonreír, contigo las sonrisas vienen a mis labios como los jazmines a la primavera, iluminas mi sendero como un sol que resplandece, y nada en mi vida se compara ni se iguala a ti, por ti podría olvidarme hasta de mi propio pasado, por ti iría en pos de aquello que todos han buscado y nadie ha logrado jamás encontrar, por ti me enfrentaría con cualquier dragón, y es que esa magia que tú tienes no la había encontrado nunca antes, ni en las hojas del almendro ni el voz de mi abuelo, ni en el silencio de las notas ni en el canto del ruiseñor, ni siquiera en mi interior, tienes eso que me hacía falta, tienes para mi tanto amor, y yo tengo para ti mucho más que solo mi corazón…. 


“mi razón”

El silencio fue solo un pretexto, mi razón son tus ojos aquellos, negros y profundos, turbios y lejanos; tu boca esa, tan celosa y amorosa; tus pequeños detalles, grandes campanas que suenan en catedral, mi razón es la banca del parque y las 25 rosas de tu veliz, mi razón es tu sonrisa cuando eres feliz, y la belleza de un día de abril, mi razón son tus latidos y mi ansiedad por ti, son  esos pasos por el parque y el disturbio de la soledad de la plaza, son las nieves a media tarde y el café que jamás hace falta a la orilla de la cama, mi razón es tu corazón atado al mío por el tiempo y el amor, por amor, mi razón solo eres tú….


“silencio”

¿Recuerdas aquel día?

Un día de primavera, un día de amor, con tanto tiempo para los dos que nada más nos importaba, con la lluvia yéndose al cielo; con el agua humedeciéndonos el alma, con tu cariño inundando mi mente y contigo ahogándome en pasión.

Ya son tantos años, ya es tanto tiempo, pero todo vuelve a ser lo que fue en aquellos días, el cielo hoy me dice que añora tu lluvia,  mi alma me dice que añora tus besos; y yo aun te recuerdo, te recuerdo en el bullicio pero te recuerdo aún más en mi silencio, hoy solo aspiro a regresar; contigo volviendo a ser lo que fuiste conmigo…y conmigo, conmigo guardando silencio…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 833 seguidores