-Memorias del Profe-

Archivo para 21 mayo 2010

“abrirte mi corazón como tu abriste el camino”

Vi tu sonrisa dentro de esa inmensa oscuridad y fue ella la que me dio el valor para cruzar el  inmenso bosque; sabia que quizás no lograría salir y también sabía que muy probablemente me perdería pero nada de eso me importo, porque yo quería encontrarte y salvarte, no importaba si debía luchar contra mis temores y volverme aliado de mis miedos, yo sabía que debía hallarte y que en algún momento tendría que encontrarte, sin importar que tuviera que sufrir o incluso morir yo quería encontrarte dentro de aquel inmenso mar de tinieblas y oscuridad.

Hoy he encontrado el camino, y lo transito lentamente, hoy puedo mirarte a los ojos y sonreírte a cambio de tu presencia, hoy puedo dormir tranquilamente porque sé que hemos hecho lo correcto y hoy prometo nunca partir; debes saber que te necesito en mi historia que eres tu su principio y final y que siempre habrá más por contar si tu estas en libertad, en esa libertad que solo da el amor verdadero, esa que nos envuelve y no nos deja ir, la misma que se cubre y te vuelve aun más clara y bella, hoy amanece nuevamente para los dos y podemos compartir la luz del sol; hoy nuestras vidas siguen y podemos imaginar que vendrá después, hoy quiero sentirte más viva que nunca abrirte enteramente mi corazón.