-Memorias del Profe-

Archivo para 28 mayo 2010

“28-05 de Edd”

El día de hoy mi hermano mayor celebra un cumpleaños mas y como a el no le gusta que le recuerdo que edad tiene, simplemente omitiré el numero sin embargo si diré que es mi hermano mayor por 8 años y que yo voy a cumplir 20 en este año [jeje]. Edward es mi único hermano y aunque muchas veces he pensado que mi vida seria mejor sin el, no puedo dejar de lado el lazo sanguíneo que nos une y que literalmente no ata por el resto de nuestros días, afortunadamente los años tormentosos ya pasaron y desde hace algunos hemos logrado tener una mejor relación, aunque no hemos logrado del todo borrar a los problemas de nuestra convivencia ahora es mucho mas sencillo pedir disculpas [o concederlas] que antes.

Muchas personas no me creen cuando les enseño fotos de mi hermano, porque siempre terminan diciendo que somos muy distintos físicamente y la verdad es que también en nuestra forma de ser y en nuestro carácter nos diferenciamos bastante, pero hemos aprendido a base de ensayo y error a convivir de una forma mas  o menos pacifica y a aceptar las partes del otro que no terminan de agradarnos,  hoy doy gracias a la vida por tener un hermano mayor que de una u otra forma me ha enseñado muchas cosas y que ha forjado parte del carácter que tengo, aunque hoy se la paso trabajando fuera el sabe muy bien que siempre esta presente de una forma u otra en mi pensamiento y particularmente hoy no pude dejar pasar la oportunidad de felicitarlo aunque haya sido a la distancia, feliz día edd.


“no pense”

No pensé nunca que llegarían estos momentos; tú y yo amándonos tan frenéticamente, entregándonos el uno al otro de una forma tan sencilla y tan eficaz, esta noche es testigo de cuanto nos amamos, ella guardara el secreto de los dos como nunca nadie ha sabido hacerlo. No pensé nunca que llagarían estos días; caminando por la playa soñando en un mañana, sepultando bajo la arena a los miedos y los temores, escondiendo tras las puestas de sol a quienes no necesitan saber de nosotros y dejando que el mar se lleve nuestro pasado en cada una de sus olas.

No pensé nunca que llegarían estos sentimientos; te amo de la única forma que sé hacerlo pero si es necesario por ti inventare mil formas para dejarte ver cuánto te necesito, deja que mi amor se desborde y se convierte en arte en tu piel con cada una de mis caricias, deja que mis sentimientos me dominen y acompáñame a encontrarte, toma mi corazón entre tus manos y nunca te marches de mi lado.


“seguimos”

A veces creo que podemos ser felices y otras veces quiero creer lo que dice tu boca, pero en ocasiones estas tan ausente que me duele tú mezquina presencia; la avenida continúa igual desde aquella triste mañana de noviembre y yo sigo viviendo entre un suspiro y la cuenta gastada de nuestra ilusión, sigo buscándote donde no estas: en nuestra alcoba de la que te desterraste, en nuestra sala donde me abandonaste, en nuestro sueño que olvidaste y en nuestros pasos que se han borrado por el tiempo, ese tiempo que he pasado sin ti y el tiempo que tanto he deseado borrar.

A veces creo que te fuiste por algo que yo hice y otras veces quiero creer que en realidad tu tuviste la culpa, pero siempre termino por darme cuenta que ambos fuimos culpables, no supe ver en la oscuridad de nuestro cuarto cuando tu cuerpo se entregaba a otros postores y tu no supiste vislumbrar el miedo que se apropiaba de mi decadencia, tú sigues estando donde yo jamás te buscare; en la hoja que cae del árbol y en el murmullo que se escucha en las noches frías del noviembre del olvido, sigues donde no debiste haber estado y continuas olvidándome con falsos amores mientras yo mantengo firme mi esperanza de volverte a encontrar.


“vive”

Se dice que jamás se debe culpar a la suerte y que se debe aceptar la responsabilidad de nuestros actos, la vida es una constante afluente de situaciones y consecuencias que no se detiene y no deja de fluir; cada acto repercute directamente en nuestra vida indistintamente de si este es positivo o negativo, aunque estos últimos suelen tener consecuencias mucho más notables que los primeros.

Debemos ser consientes de que nuestra existencia es finita y que en determinado momento habrá de terminarse; nadie sabe en realidad que viene después de la muerte, algunos se consuelan pensando en que después hay otra existencia que puede o no ser placentera de acuerdo a nuestras acciones en esta vida, otros por su parte no tienen esperanza en una vida después de la muerte y luchan por hacer de cada día algo especial, sin importar la ideología, este debería ser el sentido de la vida; hacer algo especial de cada momento y vivir con toda la alegría posible el aliento de vida que poseemos, ya sea para esperar algo mejor en un mas allá o para no desaprovechar esta existencia.

Nuestro derecho de disfrutar nuestra vida como mejor nos parezca termina justo donde comienza el derecho de otra persona, si respetamos esos límites podremos encontrar una forma digna y plena de vivir sin lastimar a otras personas que no deben cargar las consecuencias de nuestros actos, vale la pena vivir la vida y vivirla es una alegría porque se nos da en un presente. El hoy es la única cosa verdadera que tenemos, ni el pasado ni el futuro son posibles pues ambos son cuestiones íntimas de nuestro pensar en cambio el ahora es palpable y vivible.

Vive tu vida para ser feliz y lucha por tus sueños en el presente, no le dejes al futuro la carga de crear castillos en el aire ni refugies en el pasado fuerzas efímeras para buscar lo que deseas, vive tu vida para ser pleno porque sin la plenitud de nada sirve respirar y sin el aliento nada es posible.


“déjate”

No busco más que un pretexto para que te quedes de forma eterna en mí, no quiero más que una sola oportunidad para hacerte ver la verdadera felicidad, no necesito más que un gesto de tu rostro para sentirme elevado al séptimo cielo y no preciso más que un pensamiento tuyo que sea el refugio de mis diarias batallas y mis constantes fatigas; encuentro en tu corazón los tesoros que nadie puede imaginar y deseo presérvalos como prenda del inmenso amor que tú me haces sentir, logro abrir de par en par las ventanas solo para que tu entres por ellas y cierro la puerta para evitar que nuestros momentos se escapen por ella, déjame tirar la pena en el sofá y colgar la culpa en el armario, déjame deshacerme de todo lo que  tú no necesitas y déjame buscar en tus interiores el camino que tu no logras encontrar.

No busco más que un pretexto para que estés aquí de repente junto a mí, no quiero más que un solo momento para que tú te veas feliz en mí, no necesito más que una palabra de tus labios para romper las cadenas de mi débil humanidad y no preciso más que un beso de tu boca que sea el hogar para nuestros sueños y el edén para nuestra realidad; hayo en tus ojos el sendero eterno que mis pies con ansia buscaban y añoro los momentos en que dentro de mis sueños te hacia mía aun cuando eras ajena, esculpe en mi pecho tus anhelos y dibuja las olas del mar en mi cien, déjame encontrar en tu arena nuestra eternidad y en tu cielo a la perdida felicidad, déjate encontrarte en mi como yo lo he hecho en ti.