-Memorias del Profe-

Archivo para agosto, 2010

“31/31 -Agosto-“

Hoy es el último día de Agosto y aunque actualmente he tenido algunas dificultades para actualizar mi blog tanto como yo quisiera, aprovecho esta oportunidad para colgar el sumario del mes que se va; Agosto fue el último mes de mis vacaciones de verano y el primero de mi regreso a la normal, esta vez como un alumno de tercer semestre, nuevamente habré de regresar a lo cotidiano de ser normalista y continuare con la formación por la que tanto tiempo espere en silencio; este mes significo problemas pero también soluciones, la esperanza de una nueva forma de vivir comienza a verse a lo lejos y aunque esta vez no depende de mí que llegue a ser realidad, pido que lo que llegase a suceder sea lo que necesitamos y no lo queremos.

Agosto también significo novedad en mi vida, el conocer a nuevas personas gracias a las vacaciones y ahora gracias al regreso a la normal es un claro ejemplo de que las cosas siempre pueden cambiar sin que uno lo desee, un mes con muchas lluvias y muchas tardes sentado junto a la ventana respirando inspiración; y en los días con sol pude vivir la alegría de convivir con las personas que aprecio y quiero, un mes para afianzar aun mas mis ideales de superación y un buen comienzo para un  nuevo ciclo.

Mañana comienza un mes muy especial, esta vez Septiembre se vestirá de gala para vivir el Bicentenario de la independencia Mexicana, e intentare reflejar un poco de lo que esta celebración significa para mí en el blog, ahora que vivo mi sueño de una forma diferente del que lo soñé. Solo me queda decir, ¡Adiós Agosto!


“despues de ti”

Rompiste todo mi interior, y te hiciste la dueña de mis tristezas, la causante de todo el mal que ahora hay en mi vida; Pandora eterna que atrajo con su presencia a todas las desgracias dejando para un después la esperanza.

Perdón por la forma en que me deje ir, y perdón por las apariencias que tuve que guardar ante los demás, todo ahora esta de mas, ahora todo no es suficiente y nada lo será jamás, con tu silueta aun corriendo por los pasillos y dejando su rastro en cada lugar de mi vida; con tus aspiraciones clavadas en mi espalda y con el reloj de mi pecho atrasándose cada vez mas hasta desvanecerse entero. No busco respuestas y tampoco preguntas, únicamente necesito un después de ti.


“estarás en mi”

Sé que te necesito más que a nada, pero no pienso esperar por ti mas del tiempo que lo he hecho ya; deberías darte cuenta de que en un rato mas habré de irme para jamás regresar, me llevare todos los libros y las fotografías viejas para no dejártelas en tu habitación y habré de comenzar un nuevo camino, tomaré un tren que me lleve lejos de aquí, de tu ciudad y tus pecados, de tu locura y tu incongruencia; habré de viajar veloz para que tu recuerdo no logre jamás alcanzarme, y no mirare atrás para no notar a tu silueta siguiéndome los pasos.

Y veré por primera vez el mar sin ti a mi lado, y tomare muchas nuevas fotografías en las cuales no habrá recuerdos de ti, lograre por fin escribir el nuevo capítulo de mi novela y venceré a mis temores ya sin tu ayuda, descubriré un nuevo sabor en el chocolate y no me arrepentiré de todo lo que hice antes de ti, conoceré nuevos horizontes que podrán ser alcanzados sin necesidad de un después y aunque puede que nunca tenga el valor para volver a cruzar tu puerta, sabré que de alguna  forma seguiré viviendo en cada espacio de ti, como tú lo harás en los pequeños detalles de mi; en la taza roja en la que tomare a la nostalgia mezclada con el café por la mañana, y en la manera de caminar siempre más lento por la presencia que aun sentiré a mi derecha, en el color rojo de los atardeceres como el de tu cabello, y en la más pequeña célula de mi corazón, como la más pequeña molécula de mi inmenso amor…


“último febrero”

Corre el último febrero de mi vida, y por la ventana puedo ver el último día en que me quisiste, cuando te despediste en un adiós eterno y aun puedo sentir tu aliento sobre mi pelo, puedo volverte a sentir cerca de mí. Tu despedida solo fue una razón para extrañar a los días que precedieron nuestro triste final, aun eres la razón de todo mi existir, aun eres tú la razón de que respire y que lentamente me muera; y aunque sé que pronto habré de partir no me importa para sentir que hoy te quiero aun más de lo que te ame en mi juventud, la edad no importa ya, eres tu o soy yo pero seguimos juntos en cada pensamiento de mi mente, estas presente, y aun guardas todo mi cariño para hacerme un regalo especial, eres tu todo lo que recordare, eres tu todo lo que jamás olvidare; eres tu todo eso que no podre dejar atrás, eres tu todo lo que por siempre estará dentro de mí, en lo más profundo de mis adentros.

Corre ya el último febrero de mi vida y aun te sueño entrando por esa puerta para abrazarte y ser feliz.


“entiéndeme”

Miro el techo y encuentro en el millones de figuras en donde tú estás, de alguna forma u otra has entrado en mi cabeza y te has apropiado de cada uno de mis pensamientos, en las mañanas camino al colegio con la lentitud de millones de esperas y solo deseo que al llegar estés tu sentada en el mismo lugar, ahí con tu inocencia al lado y mis deseos de rodillas frente a ti, con tu cabeza adornada por la corona de cristal que mi corazón te regalo desde el primer día que te conoció y con alguno de tus vestidos favoritos; desde hace ya algunos días te has convertido en todo lo que necesito, y verte partir con el camino es cada vez más difícil, al igual que no entender que por mucho que quisiera no puedes permanecer eternamente junto a mí, al menos no por ahora.

En las noches, cada estrella me anuncia un mensaje nuevo para ti, ellas son los heraldos de mi inspiración que no viene de este mundo sino de un lugar muy lejano, un lugar donde desde siempre reinas tú con el cetro de obsidiana que tu mano derecha sostiene desde el primer día en que te ame por primera vez, y es mi locura el precio que habré de pagar por él eternamente. Son tus delicados labios el primer pensamiento que llega con el efímero y primigenio rayo que el sol suelta al despertar de su sueño, y es tu cabello la primera de las líneas sobre las cuales ahora mismo te escribo desde la oscuridad de mi mundo mortal; entiéndeme de una buena vez y voltéame a ver, mi sonrisa ha estado esperando por ti mucho tiempo, y deseo comenzar a vivir nuestra historia de verdad, no solo en los cuentos que las abuelas cuentan a sus nietos, donde tú eres mi única princesa y yo tu príncipe montado en un corcel celestial.

Entiéndeme de una buena vez y abre por fin tu corazón.


“no soy nada para ti”

Perdí cien mil cielos en tus ojos y nunca los volví a encontrar, escondí muchos mares en tus caderas ahí donde nadie jamás los buscara, guarde mis libros favoritos en tus labios para que me los contaras en la oscuridad,  oculte de los otros tus sentimientos y los revolví con los míos para que jamás nadie pudiera separarnos; oí en silencio todas tus mentiras y poco a poco las convertí en mis verdades, abrí todos tus caminos antes de que comenzaras a andarlos, sangre todas tus batallas y asesine todos tus temores, todo con tal de que fueras eternamente mía, y sin embargo hoy sigues siendo tan ajena como la Luna que va de alcoba en alcoba, entregándose al mejor postor; sigues siendo tan ajena como el mar que no deja ir nada de lo que toca y se apropia de todos los tesoros con paciencia y dedicación, pero jamás siente ninguno como propio.

Como desearía ser el viento en tu pelo y la dulzura con que dices tantos nombres diferentes del mío, como desearía ser el último suspiro que sueltas cada noche cuando te encuentras en soledad y la esperanza que tienes de que alguien te perdone en verdad, como desearía saber que decirte o que hacer para ti, y pensar que todo estará pronto mucho mejor, pero al final yo no soy nada para ti aun cuando yo ya haya dejado tanto en ti.


“sin tu amor”

Comenzamos nuestra historia como otros tantos amantes, conocimos poco a poco un poco más del otro y de poquito a poquito me fui enamorando de ti y fui cayendo en tu hechizo de magia eterna; hoy eres todo lo que necesito, son tus besos el alimento perfecto para mi alma y tus manos la fuerza que necesito para no detenerme, hoy eres todo lo que siempre pedí a la vida y hoy eres mi realidad, es tu cuerpo el lienzo donde dibujo los más bellos paisajes y es tu piel la hoja en blanco donde quiero terminar mis poemas y canciones, es tu corazón la inspiración perfecta para mi amor y tu presencia la medida exacta de alegría en mi mundo, y sin tu amor no pudiera continuar, sin tu compañía en la plaza al medio día y tu estruendosa risa tirados en la playa como dos partículas de arena más, sin tu sensualidad escondida tras tu inocente sonrisa y tu silueta que despierta en mi las pasiones que se habían apagado años atrás, sin tu sentimiento tan puro que rectifica mi camino y redime a mi amarga existencia, sin  ti no habría nada más.