-Memorias del Profe-

“despedida anunciada”

Junto con los días de este semestre también se ha ido una de las experiencias más maravillosas que la vida me ha dado la oportunidad de vivir; creo yo que como dice alguien muy famoso: somos lo que el mundo ha hecho de nosotros, y creo también que mucho del maestro que aspiro a ser, y que en un futuro seré, está íntimamente vinculado a mis experiencias dentro de un salón de clases, a todos los maestros que he tenido la oportunidad de conocer y de todas las formas de enseñar que he tenido la oportunidad de vivir, y dentro de estas formas y maestros hay alguien que sobresale enormemente, me refiero a la maestra Flor Angélica, a quien ya he mencionado en otras ocasiones dentro de mi blog y de quien me permitiré decir algunas cuestiones a continuación.

Conocí a la Maestra Flor el primer día de mi normal y desde ese momento supe que habría de aprender mucho de ella, así a lo largo de estos tres semestres en los que he tenido la fortuna de trabajar con ella, primeramente Estrategias para el Estudio y la Comunicación I y II y luego Español y su Enseñanza I y II, he logrado aprender más cosas de las que ese primer día creí; la realidad es que le debo a ella mucho del maestro que quiero ser; su forma de ser, su forma de enseñar y su firme compromiso para con su labor han sido ejemplos que siempre he aspirado a poder seguir, afortunadamente gracias a ella he aprendido que no hay mejor forma de aprender que divirtiéndose, y que un maestro debe siempre recordar que existe solo porque hay alumnos, que ellos no son sus enemigos ni sus contrincantes, sino que son el objetivo primordial de toda su labor y existencia.

Sin embargo sé que todo en la vida debe tener un final y desafortunadamente me corresponde a mí ver el final de las clases de la maestra Flor Angélica, quien después de este último semestre que ayer concluyo se retirara de las aulas de la Escuela Normal Urbana Federal del Istmo, pese a todo, hoy me quedan muchas cosas de las muchas horas que logre convivir con ella; el café, las risas, los cuentos, las canciones, el silencio, la expectación y las sorpresas, me quedan las herramientas que tome de sus clases de una forma diferente a todas las otras; me quedan los recuerdos y sobre todo una amistad que me une a la maestra Flor en un sentido mucho más amplio del que pude llegar a aspirar en algún momento de este año y medio.

Y sé que a pesar de que ella se retira de las aulas, su labor seguirá manteniéndose en todo normalista que haya tenido, como yo, la fortuna de conocerla y aun más que eso, la dicha de aprender de ella.

Anuncios

8 comentarios

  1. Heraldo:

    Me da gusto que reconozcas a un maestro que fue importante para ti, en este caso Flor. Eso es importante y habla bien no sólo de ella, sino de ti mismo.

    Gracias por visitar http://monoaureo.com y dejarnos un comentario. Ya te seguiremos regularmente.

    Sería bueno que agregues botón para compartir tus posts en redes sociales, como Twitter. No lo encontré en la página principal.

    Saludos.

    Monoaureo.

    10 febrero 2011 en 6:45 PM

    • Gracias por el comentario, ya he colocado los botones para compartir mis publicaciones, no habia puesto el de twitter porque yo no tengo cuenta ahi, pero ya esta colocado en su lugar.

      10 febrero 2011 en 7:19 PM

  2. vicck

    Interesante, es bueno reconocer a las personas que nos han dado conocimiento, acabo de entrar y le he dado una mirada a vuelo de pajaro, por la noche le dare una mirada mucho mas detenida, de donde eres, quizas lo hayas puesto por alli, pero solo entre por un momento, yo vivo en San Jose California y estamos tambien a nuestra manera de hablar de nuestras creencias y sobre todo lo que seguimos y creemos y un poco de nuestra vida diaria.
    Nos comunicamos y sigue adelante y siempre ten actualizado tu blog

    9 febrero 2011 en 3:31 PM

  3. Ana

    Sigue adelante y no dudes en tener cultura y experiencias. Eso nunca viene mal.
    Saludos
    Ana

    7 febrero 2011 en 8:18 AM

  4. Hola Heraldo,
    Te escribo desde mi blog http://www.rumboanigeria.wordpress.com. Me gustó mucho tu comentario.
    Yo creo que nosotros nos formamos con la experiencia. Somos lo que vivimos.
    Un abrazo y seguiré tu rastro mientras mi conexión e Internet me lo permita.
    Un saludo.

    6 febrero 2011 en 9:34 AM

  5. Bueno es que hayas encontrado buenos maestros en tu haber, y más aún tomes algo de ellos, lo emplees y lo mejores. Gracias por tu tiempo (quizá mal empleado al leer mi blog).

    Cristóbal Cano.

    5 febrero 2011 en 6:19 PM

  6. Hola =) gracias por el comentario.. Pues sigue adelante en tus estudios y que bueno que hables asi de tus docentes en especial de Flor… tambien soy estudiante de Ingenieria industrial y hago lo mio en mi blog en mis tiempos libres saludos y espero verte de nuevo en mi blog..

    5 febrero 2011 en 3:53 PM

  7. Es bueno poder hablar así de un profesor, en este caso de una profesora. No siempre es así para todas las personas. Tienes que aprovechar todo lo que aprendiste de ella y aplicarlo con tus alumnos en el futuro. Que puedan hablar de ti el día de mañana como tu lo haces de tu profesora Flor Angélica.

    Saludos

    5 febrero 2011 en 12:27 PM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s