-Memorias del Profe-

“El amor -I-“

Fragmento:

El amor es comprensivo,
el amor es servicial,
el amor no tiene envidia,
el amor no busca el mal.
_________________

“Comprensivo”

La caridad proviene de esa dulzura y delicadeza que es la ternura. La observamos y vemos encumbrarse en las mamas. Cada hijo recordara casos especiales de la ternura materna. Mi mama, para que no me fuera a hacer daño la nieve, cada vez que la comía me decía. “cuidado, hijito, caliéntala en la boca”. Siempre a cada bocado de nieve le agrego el sabor exquisito de la ternura de mi madre. La tranquilidad descubre ese amor paciente contrapuesto a impaciente, no precipitado; toma todo el tiempo necesario porque lo importante es lograr el bien y no desbaratarlo por la prisa….

“Servicial”

Servicial, servidor, sirviente y siervo, son términos claramente diferentes, pero relacionados con la misma realidad; la de una persona que presta un servicio. En nuestros tiempos democráticos muchos servicios se menosprecian; de plano todo trabajo servil, se desempeña sin inspiración social, se deja para la ínfima clase, se paga mal y se agradece poco muy poco en verdad…pero el Padre, Creador y Señor. Dios sirve al hombre mientras más lo ama, no rastrera ni servilmente; con señorío, con nobleza, mientras más lo ama, mas le concede lo que necesita; Su ser, sus facultades, sus medios de subsistencia, su vida y la eternidad….

“No envidioso”

La verdadera caridad a nadie permite sentirse “menos”. Al realizar el bien no deja caer en las nocivas o dañinas “comparaciones”. La envidia es disgusto por el bien ajeno…entonces, si el bien ajeno, por la envidia se vuelve tormento, la caridad autentica que busca el bien ajeno, la vuelve contento. Los envidiosos siempre criticaran toda obra buena, y los caritativos siempre aplaudirán toda ayuda el necesitado…y en muchos aspectos no podemos a veces realizar obras de más envergadura, porque cada quien “trabaja para su santo”, mantenemos a manera de islas agrupaciones autosuficientes, y los problemas se resolverían bastante mejor si tuviéramos mas espíritu de asociación y esa caridad que no es envidiosa…

“No busca el mal”

La belleza inefable de la humildad en el amor se da, en la sublimidad del misterio de la encarnación; contempla extasiado y se arrebata de admiración ante el “anonadamiento” de quien siendo Dios no retuvo con avidez ser igual a Dios si no que (al hacerse hombre) se hizo como nada para tomar la condición de siervo. La discreción aumenta la belleza de la acción caritativa y la justicia se practica a diario haciendo que “lo que hace tu mano derecha, que no lo sepa la izquierda”. En el amor verdadero se encuentra la bondad que lleva a no buscar más el mal…

Anuncios

3 comentarios

  1. twodproducciones

    Asi es, el amor es el camino y el amor no tiene Ego.
    Un abrazo

    15 marzo 2011 en 1:09 PM

  2. Hola, he leido tus dos ultimas entradas y me parese muy bueno el tema y quisiera preguntarte si es verdad que de odio al amor solo hay un paso y si es haci tambien seria igual, pero a la inversa.

    Me gustaria saber tu opinion y gracias por visitar el blog de la biblioteca http://buptcs.wordpress.com/

    15 marzo 2011 en 8:33 AM

  3. En este tiempo de Cuaresma, viene bien leer textos como el que has escrito. Lo leí detenidamente y seguramente lo volveré a leer. Lo veo como un escrito puro, que transmite paz y trasluce Verdad, mucha verdad.
    Voy comprendiendo más la intención, el objetivo de este sitio.
    Saludos y ¡Salud!

    15 marzo 2011 en 6:36 AM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s