-Memorias del Profe-

“promesa”

A veces el tiempo se nos detiene, en otras ocasiones la vida va demasiado rápido, pero conforme más crecemos parecería que el padre tiempo deja ir su arena más y más rápidamente; en realidad, cada día dura siempre lo mismo, en realidad los meses tienen año con año los mismos días, y no existe nada ni nadie que haga correr el tiempo más rápido, nada ni nadie más que nosotros; en los últimos dos años he sentido que mi vida se va más y más rápido; esto a veces me causa alegría porque de alguna forma sé que el camino que recorro me habrá de llevar a lo que deseo en algún momento, pero también a veces me causa un poco de expectación porque no sé nada de lo que viene sobre este camino, hace muchos años me prometí a mi mismo no dejarme engullir por la tristeza ni por la desesperanza, y estoy hoy más firme que nunca en esta promesa conmigo mismo, porque sé que las cosas suceden porque así debe ser, que no pueden controlarse las cosas que la vida nos presenta frente a nosotros y eso es innegable, sin embargo, lo que si podemos controlar son nuestras reacciones ante esas cosas; y si le abrimos el corazón a la esperanza y a la fe, nuestro corazón se inundara en ellos y no se quebrara frente a las tormentas por muy fuertes que estas sean.

 Vivir cada día con la alegría necesaria, y permitir que mi alma sea lo más libre posible es ahora el compromiso que tengo conmigo mismo, para poder hacer extensa la promesa de los años pasados.

Anuncios

6 comentarios

  1. kowloontiger

    Muy intenso si señor y muy cierto. Me ha gustado mucho si señor, ojala todo el mundo se planteara esta serie de fenómenos intangibles de la misma manera que usted lo hace.

    Un saludo.

    27 junio 2011 en 2:02 PM

  2. Pingback: POESIA DEL SOÑANTE « LA BOLSA DEL MERCADER

  3. Alfredo Villasmil Franceschi

    Lo más importante de todo es que saber que el tiempo es perfecto y hay un tiempo para todo bajo el sol. Éxitos, amigo.

    25 junio 2011 en 6:13 PM

  4. “sé que las cosas suceden porque así debe ser, que no pueden controlarse las cosas que la vida nos presenta frente a nosotros y eso es innegable, sin embargo, lo que si podemos controlar son nuestras reacciones ante esas cosas”

    No creo que sea así. Muchas cosas que suceden no deberían suceder. Y si hay cosas que se pueden hacer para transformarlas/controlarlas/provocarlas. Algunas son de índole individual. Otras se transforman juntando voluntades, construyendo acuerdos, creando un “nosotros”. Muchas cosas pequeñas, en muchos lugares pequeños, hechas por mucha gente pequeña, pueden transformar el mundo.
    El Sudaca Renegau

    25 junio 2011 en 5:00 PM

  5. me gusta.

    24 junio 2011 en 9:15 PM

  6. Gallowmere/warlocK

    Cuanta razon :l

    24 junio 2011 en 7:49 PM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s