-Memorias del Profe-

“tanto como un sol”

Nunca digo las cosas que deseo, pero entiéndeme por favor; es tu sonrisa un motivo claro para no dejarme morir, y son tus manos ese encanto que siempre llevo conmigo en mi corazón,  ese vestido azul, aquel que me hace pensarte cada segundo de mi existencia, y tus ojos tan bellos como el primer día de nuestro verano, y ahora solo necesito algo de tu vida, una señal que me diga que siempre será así; algo que me haga ver al mundo de un nuevo color, y es que desde siempre he sabido mi lugar en tus días, desde siempre me he encontrado en cada una de tus sonrisas y en cada uno de esas calles tristes, pero sinceramente nunca me resigne a ser solo otro amigo, a no poder encontrar la llave de tu amor, nunca creí que no podrías llegarme a amar si permanecía de pie junto a ti, y siempre tuve la esperanza de que mi pequeña estrella podría llegar a iluminarte tanto como un sol.

Anuncios

Una respuesta

  1. Esperanzas… A veces uno quiere ser mucho para alguien, ser importante y por más que uno lo intenta… Parece imposible 😥

    29 septiembre 2011 en 6:37 PM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s