-Memorias del Profe-

“De leer, El perfume: historia de un asesino”

Desde que nacemos nos vemos rodeados por una inmensa selva de olores que despiertan y estimulan nuestro sentido del olfato, él nos permite sabernos dentro de un mundo repleto de sustancias y fragancias diversas, ¿Quién puede negar recordar con cariño el aroma de su madre?, y es que, de acuerdo a los científicos, somos capaces de reconocer más de 4,000 aromas diferentes pero el primer olor que un ser humano puede reconocer es el aroma de la leche materna, apenas 6 días después de haber nacido.

Como parte de nuestra naturaleza, el olfato nos ayuda a definir aquello que nos rodea, y de igual forma nuestro aroma personal sirve para que los demás personas se formen una idea de nosotros; intentar imaginarse un mundo sin olores es algo prácticamente imposible para nuestra sociedad que existe ajetreada entre cientos de fragancias agradables, como los perfumes y las comidas deliciosas, y repugnantes, como la basura o los desechos humanos; y aunque ciertamente es sumamente sencillo saber cuando un olor nos es atractivo y cuando otro nos repele, es también sumamente difícil describir los aromas; pese a ello el autor Patrick Suskind en su libro “El perfume: historia de un asesino” nos lleva por una aventura colmada de descripciones de olores y aromas multidiversos, en ella nos relata la vida de Jean-Baptiste Grenouille, un personaje francés cuyo nacimiento y existencia estarán marcados por la desdicha, el desprecio y la soledad, nacido en la Francia del Siglo XVIII, en un país gobernado por el absolutismo monárquico y con una sociedad sumergida en la ignorancia, la pobreza y la suciedad, este joven se encuentra con un mundo al que la higiene le es un tema completamente ajeno, en las páginas de esta Novela, el autor nos da una imagen fidedigna del estilo de vida propio de aquella época, no solo en cuanto a las costumbres y estilos de vida de las diferentes clases sociales, sino también a todos los aromas que eran propios de la sociedad en aquellos tiempos y con los cuales el personaje principal se va encontrando desde el primer momento de su existencia.

Jean-Baptiste Grenouille nació con capacidades sobresalientes que le permitieron forjar su destino dentro de un mundo cruel que al principio parecía no tener un espacio para él, pero siendo el único en ese mundo capaz de guiarse enteramente por su sentido del olfato, no le fue difícil crearse los espacios que la sociedad le negaba a una persona como él, el autor nos lo describe íntegramente al igual que al ambiente que lo rodea y a las personas con quienes va conviviendo siempre en la búsqueda de su ideal, describiéndonos sus personalidades y condiciones de manera perfecta con un tono lúgubre y trágico, pese a su gran dote, pronto Jean-Baptiste Grenouille se encuentra con la gran sorpresa de que en todo el mundo él es el único que no posee un olor propio, y es precisamente esta ausencia de olor la que determina el cauce de su historia, que lo lleva de ser un huérfano al cuidado de una institución religiosa a convertirse en un perfumista de renombre, gracias a su gran memoria olfativa logra crear maravillosas fragancias capaces de crear reacciones sorprendentes en las personas que las huelen, sin embargo, como todo gran genio nuestro personaje principal cuenta con un lado oscuro que lo lleva a invertir todas sus fuerzas en aprender a crear perfumes en un principio y luego a crearse un aroma propio que haga que los seres humanos sientan un afecto hacia él, todo ello a base de cualquier costo, inclusive convertirse en un asesino de mujeres vírgenes para robarles su olor y combinarlos hasta lograr crear esa esencia perfecta y única que despierte en los demás las más bajas pasiones humanas, y que le permita llenar el espacio de soledad que lo ha acompañado desde su nacimiento.

Todas las aventuras emanadas de la búsqueda de esa esencia perfecta, mantienen al lector al borde de las páginas de esta novela, ampliamente recomendable debido a su contenido, que abarca desde cuestiones meramente anecdóticas hasta el más puro suspenso y erotismo, con descripciones que, de maneta literal, despiertan el sentido del olfato, llegando a tocar temas como el sexo, los asesinatos, la búsqueda del poder, la soledad, los fluidos corporales y la prestidigitación al  momento de crear fragancias enigmáticas, por todo ello, dicho libro es digno de ser leído con toda la atención visual y olfativa del mundo.

Anuncios

Una respuesta

  1. dexa

    No solo lei esta novela, tambien vi la pelicula y es genial, un poco dura, desde los ojos de alguien que quiere ver el mundo color rosa, aunque crudamente real desde mi punto de vista y coincido contigo… es digno de disfutar con todos los sentidos y la imaginacion si es que se lee

    21 diciembre 2011 en 5:26 PM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s