-Memorias del Profe-

“la última herida”

Puede que el tiempo no nos alcance,  que sea demasiado pronto para pedirte tus besos,  pero créeme que toda la eternidad no me alcanzará para terminarte de amar, para quererte tal como lo hice desde esa primera noche, para desnudar tu cuerpo ante la luna fugaz, y bajo el amparo de alguna noche te dejaré pensar que no estoy aunque en realidad yo sea esa estrella en tu ventana, aunque en verdad sea quien jamás se habrá de alejar.

Que no nos haga daño soñar demasiado, que no se termine la magia, ni se extingan los besos; que me digas te espero mientras yo te sigo diciendo cuanto te quiero, y que seas la última herida de mi corazón, una por la cual se escape toda mi humanidad; clávate en mi, llega tan profundo como no ha conocido el sol y junto a mi no esperes más la eternidad…

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s