-Memorias del Profe-

“prometo”

Quiero que pintes de azul este rostro triste que mantengo para los demás,  no necesito nada más que una mirada tuya en una tarde de invierno, no pido más que acompañarte por la Avenida hasta ese punto en el que por obligación, más que por necesidad, me debes abandonar, no es necesario que me digas palabras necias, sé que tu idioma es tan diferente del de el mundo que en verdad no necesito ningún traductor, mi corazón lo habla desde la primera vez que te vi.

Necesito que conviertas las tardes de soledad en un paseo por la ciudad, que me lleves allá donde me quieras tener, y que no dudes en elevarme tan alto como desees antes de dejarme volar a tu lado, toma mi mano, solo dame una señal, solo dime con tus hermosos ojos que sientes tanto cariño como yo, que quisieras alargar el último segundo de ese fugaz abrazo para volverme a ver llegar en lo profundo de tu corazón.

Si lo haces no te prometo la felicidad ni todas las estrellas del cielo, no, mi promesa se basa solo en algo que yo si puedo dar: cada pensamiento mío será de ti, cada sonrisa de mis labios solo serán tuyas, cada emoción convertida en una cascada de besos, cariño y amor, cada día nuevo como una nueva oportunidad para hacerte realmente más feliz, para entregarte los pedazos de mi alma que escapen por alguna extraña razón a tus invencibles encantos, prometo esforzarme en ser todo de ti, y no detenerme en entregarte toda mi razón…

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s