-Memorias del Profe-

“veinte alcatraces”

Que en un arrebato de locura me digas un te quiero, dejando libre tu corazón para que se una al mío para siempre, que en un segundo de eternidad abras tus brazos y me recibas en ellos sin necesidad de mirar atrás, que en una nota musical guardes toda la alegría que hemos compartido, que en cualquier estrella veas mi mirada buscándote hasta en las noches más oscuras, y que sepas que este hombre te pertenece completamente, que desde que llegaste hallaste como entrar para siempre en mi vida.

Que tomándome de la mano me dejes acompañarte por las tardes hasta la puerta de tu casa, que recibas veinte alcatraces cada primavera para recordar a la primera que pasamos juntos, que en un momento de tristeza sepas voltear al cielo y encontrarme ahí tan disponible como siempre para ti, y que sepas que este amor es tan tuyo como en el primer día en que llegaste a mi senda

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s