-Memorias del Profe-

“La Eternidad de las Flores: El Recuerdo III”

-Genova- Giré la vista y me encontré con Chaman. 
-¿Sí?- le respondí indiferente.
-Debo… yo… Tengo algo que contarte- declaró.

Lo observé un segundo. Se veía agitado. Realmente no solía fijarme en él, pero había estado extraño los últimos días. Confu me lo había dicho: “Chaman anda metido en algo raro, estoy segura”. Es su hijo, no podía estar muy equivocada.
-Bueno, ¿Qué es?- le pregunté.
-Creo que… pienso que la Arboleada caerá en manos malas y… debemos estar preparados- 
-Confused no permitiría eso, además, es tu madre. A pesar de que Tanavar nos debió dejar, la plenitud de nuestra comunidad no ha decaído- le respondí.
-Mira, no sé tu, pero yo estoy planeando una nueva comunidad con unos inmigrantes nuevos. Seremos más, habrá más libertades y yo seré el lider- 

Automáticamente recordé que Confu me había hablado de que unos extranjeros comenzaron a ver a Chaman como una especie de superior. ¿Qué habría en sus pequeños cerebros? A Confu la traía sin cuidado, y eso me extrañaba mucho. Tal vez fingía conmigo para tranquilizarme, o tendría su forma de solucionarlo.

De pronto una luz Anaranjada con fuegos rojizos se hizo sobre nuestras cabezas. Parecían meteoritos que caían sobre nuestros arboles casas, que con fuerza destruyeron todo a su paso. Todos corrimos, y con ayuda de las sombras unos portales se abrieron para salir. 

Confused estaba en el cielo. De sus manos salías disparadas cientos de bolas blancas y celestes que se comían todo. Luego, junto las manos, y mientras fruncía su ceño una extraña luz brotó de entre sus palmas pegadas, expandiéndose rápidamente. 
La luz me cegó y escuché todo explotar, al tiempo que una sensación de seguridad me envolvió. 

Silencio. Oscuridad. Todo lo que me envolvía estaba frío. Intenté abrir los ojos, pero aún no podía ver nada. Un sombra me ayudó y me dio a entender que me había rescatado.
-Gracias- le dije.
Luego me apuntó y todo comenzó a volverse oscuro. Sentí que algo me absorbía y me vi caer en un precipicio.
-No~- grité.

-Despierta, Genova- una voz me llamaba.
-¿Ah?-
-Has tenido pesadillas otra vez. ¿Qué fue ahora, tu ex-novia?-
-Hermano, he soñado con…-
-El fin de la Arboleada, solía pasarme-

Lo recordaba, Nyko solía tener ese tipo de pesadillas. Si bien el estaba envuelto en algo extraño con Drad antes de la destrucción, tendía a recordar el hecho con mucho miedo. 

Luego de que Confu tomara el poder, todo siguió igual. Incluso intentó algunas cosas nuevas, pero se notaba que algo no le agradaba mucho. 
Sin embargo, creo que nadie se esperara que un día despertara y lo destruyera todo. Cuando la vi sus ojos no tenían expresión alguna, o tal vez no fui capaz de verla bien. La verdad es que ya no importa, nuestras vidas han cambiado mucho desde ese día. Aunque no negaré que sueño con que algún día ese lugar vuelva a existir, que esos sueños vuelvan a ser realidad para nosotros.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s