-Memorias del Profe-

“La Eternidad de las Flores: Veredas Obstinadas II”

En realidad eso es todo lo que recuerdo de aquella hermosa Arboleda, eso y otros pasajes de una infancia feliz, que fue abruptamente cortada primero por la partida de mi Abuelo Tanavar y poco después por la destrucción de La Arboleda a manos de la Drow Confused, a causa de la cual mi padre y yo tuvimos que iniciar una nueva vida en esta pequeña Villa llamada La Alta Esperanza, durante los últimos años hemos sobrevivido a base de trabajo y esfuerzo, por alguna extraña razón los poderes que antes poseíamos nos abandonaron con nuestra salida de la comunidad, pero mi padre siempre me dijo, que con ellos o sin ellos, nosotros seguiríamos siendo Arbóreos hasta que la Diosa Madre nos llamase al Sueño Esmeralda, momento que para mi desgracia está ahora más cerca de mi padre que nunca.

El joven Elfo Nocturno se despierta abruptamente de su pequeña siesta vespertina y al mirar alrededor ve que se encuentra en la Villa en donde ha pasado los últimos años en compañía de su padre.

-¡Maldito sea el lado Oscuro de la Diosa! Se supone que debí haber llegado con mi padre hace unas horas y en lugar de eso se me ocurre sentarme debajo del Roble a recordar épocas pasadas que no volverán jamás – Acto seguido emprende el camino a casa lo más veloz que sus piernas de joven le permiten- Si no llego pronto mi padre se enfadará y seguramente tendré que cortar los leños para calentar la cena.

Al llegar a su cabaña el joven Inírion se encuentra con una gran sorpresa, las ventanas permanecen a oscuras y no se nota actividad alguna al interior de ella.
-¿Qué sucede aquí? –Se detiene de golpe y comienza a caminar sigilosamente hasta lograr llegar a la puerta de su casa, entonces entra y comienza a buscar el rastro de algún intruso en ella pero no encuentra nada salvo a su padre tirada a la mitad de la sala- ¡Padre!, ¿Qué sucedió?, ¿Quién te hizo esto?
-Calma hijo –Dijo tosiendo con su voz grave el viejo Ithilior- no ha sucedido nada que no debiera pasar, ningún enemigo ha pisado nuestro hogar, es solo, que tu padre esta tan viejo que la Redentora lo llama justo ahora a su suave yugo.
-No padre, aún no es tiempo de que te marches, por favor, padre, dime que te quedarás conmigo, te necesito aquí para poder seguir, la vida aquí es demasiado dura para continuar viviéndola yo mismo.
-Eres tan cálido como lo era mi Padre durante las épocas grandes de La Arboleda de las Lunas, justo como lo recuerdo…ahora, podré reencontrarme con él ahí y podre revivir aquellas hermosas épocas en que tu –una grave tos interrumpió al viejo Elfo Nocturno causando un gran terror en su hijo, pero después de unos segundos pudo continuar- en que tu apenas eras un niño hijo, ¿Lo recuerdas?
-Si Padre, recuerdo como jugueteaba con mis primos y como el abuelo nos protegía y nos contaba historias fantásticas de su juventud, acerca del gran amor de la Diosa y de la eternidad Arbórea.
-Es justo ahí a donde iré, al Sueño Esmeralda para unirme con los míos y poder descansar en presencia de la Dama Blanca. –En ese justo momento los grandes ojos azules de Ithilior se cubren de una oscura sombra y su espíritu abandona su antiguo cuerpo, que sin el comienza disolverse en el aire-
-¡Padreee! No me dejes, ¡No! –Inírión lanza un gran lamento al ver la muerte de su padre en sus brazos y al no poder retener su cuerpo entre sus dedos-

Entonces de las pocas moléculas del cuerpo de Ithilior que quedan flotando en el aire, nace una extraña voz femenina que le habla a Inirión en un idioma extrañamente familiar, un élfico tan antiguo como las mismas entrañas del mundo, el cual aún a pesar del tiempo que ha pasado continua entendiendo: No ha muerto del todo, su luz permanece en la mano de la Diosa Madre y ahí descansará, tú por tú parte no encontrarás paz aquí, debes ir a buscar tu destino así como tus padres lo hicieron antes de ti, toma el camino de la aventura y busca la eternidad de las flores… Sin saber de quién era esa voz tan familiar Inírión decide en ese momento abandonar aquella cabaña que durante tanto tiempo había sido su hogar y con sus recuerdos en unas pocas cosas que permanecían guardadas en el viejo cofre de su Padre emprende un nuevo camino…

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s