-Memorias del Profe-

“ese dulce café”

Recuerdo ese dulce café todavía, aún me son cercanos tu mirada y tu piel; cada uno de los motivos que adornaban tu falda en aquella tarde de abril, aún sigues viva en mi alma y en mi corazón aún habita la llama del amor.

Sé que prometí jamás volver al Bola de Oro, sé que prometí jamás llamar a otra mujer de la misma forma en que te llamaba a ti, y sé que prometí no volver a disfrutar un café hasta esa última tarde de mi vida cuando nos reencontráramos en el paraíso, pero entiéndeme bella, que si ella llego a mi vida, es solo porque tú dejaste una marca inmortal en mi, tu amor ha desbordado mi alma y de ella fluyen ríos de eterna gratitud, déjame ahora, hacer de ella, el motivo de la felicidad, y encontrar en ella los motivos que por el tiempo nos hicieron falta a ti y a mí.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s