-Memorias del Profe-

“a la Madre Admirable”

Ese día me abandonaste para siempre, no dijiste adiós, no hubo ninguna despedida anunciada; solo una soledad que se encontró cara a cara con mi destino, solo una herida profusa que no ha dejado de crecer desde entonces, ese día me volteaste a ver por última vez y supe que había sido de tu cariño, que había sido de los besos y las caricias; ese día tu promesa fue arrastrada por el mar hacia la profundidad del olvido.

Pero sin que tú lo sepas esta noche elevare una oración a la Madre Admirable para que te vuelva a traer a mí, para que ella tenga compasión de mí, para que encontremos la forma de rescatar aquellas promesas hundidas en la mar…

Anuncios

2 comentarios

  1. Hermosa imagen de la virgen..amor humano, amor divino..

    24 abril 2012 en 3:33 PM

  2. pari1953

    A veces, la mejor prueba de amor es darle alas y que vuele libre. Pide a la Madre Admirable las fuerzas suficientes para dejarlo ir de tu vida.

    23 abril 2012 en 11:58 PM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s