-Memorias del Profe-

“La Eternidad de las Flores: La Búsqueda en Aguas Intranquilas I”

Después de aquella masacre en el reino de Cronopía ambos elfos continuaron su búsqueda de Arbóreos, en esta ocasión su viaje los llevo más al Sur hacia las olvidadas aguas de los pantanos acuosos en donde antaño habían reinado los Nagas y donde ahora solo existían ruinas y misterios sin resolver.

-El no era culpable –Dijo Inírion para intentar iniciar una conversación con la Drow-
-¿Qué dices? –Dijo Aunrae mirando fijamente al Kaldorei mientras caminaban por un sinuoso camino repleto de arboles altos y charcas de agua pestilente-
-Tú sabes muy bien que Chaman no era el culpable de las cosas que le sucedieron a La Arboleda, nuestra misión era convencerlo de volver con los suyos, no exterminarlo completamente –Respondió Inírion mirándola a los ojos con cierto nerviosismo-
-Yo no digo nada de los tratos que tienes con tu Diosa, tú no digas nada de los que yo tengo con la mía – Dijo la Drow mirando al Elfo Nocturno con cierto aire de enfado-
-Está bien, está bien, yo solo decía…-Entonces la Drow tomo su cimitarra y la coloco muy cerca de la garganta del Kaldorei diciéndole en voz baja- No digas nada.

Luego se aparto un poco de él y continuaron su camino hacia dos hojas de roble que estaban juntas en un pequeño poblado de la región.

Cuando finalmente llegaron al pequeño poblado en donde estaban las hojas de roble en el mapa comenzaron a buscarlos por toda la población pero después de recorrer todo el poblado y sin haber preguntado nada a nadie no encontraron a ningún individuo que aparentase tanta edad como para ser un arbóreo y mucho menos a alguien que portara una broche de hoja de roble.

-Me he fastidiado de esto – Dijo la Drow estirando los brazos- ¿Qué crees que suceda aquí? ¿Por qué rayos no encontramos a ningún Arbóreo por aquí?
-Aunrae –Susurro el Kaldorei al notar algo extraño- mira allí –Dijo señalando un gran edificio que estaba a las afueras del poblado que parecía ser más reciente que los demás y no tenia congruencia con el resto de los edificios- Mira ese símbolo.
En lo alto de la puerta principal de lo que parecía ser un templo estaba una gran runa con forma de Nube, idéntica a las que ambos Elfos habían visto en los asesinos del padre de Aunrae.
-¿Qué demonios sucede aquí?, -Dijo con un poco de sorpresa la Drow al tiempo que comenzaba a empuñar su espada y caminar hacia ese templo-
-Espera –la detuvo el Kaldorei tomándola fuertemente del brazo y llevándosela lejos de ahí, a las profundidades del bosque- Si eso significa lo que creo, estamos en un poblado bajo la protección de la Diosa del Rio y eso solo significa que estamos entre enemigos.

Entonces ambos se internaron en el bosque pantanoso sin saber muy bien como continuar…

Anuncios

Una respuesta

  1. regresé a dejar un comentario.

    22 junio 2012 en 2:53 PM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s