-Memorias del Profe-

“La Eternidad de las Flores: La Búsqueda en Aguas intranquilas III”

-Tendremos que matarla –Comenzó la charla la Drow-
-Tú no sabes eso, la decisión no depende de nosotros sino de la Diosa Madre, no tenemos porque meternos en esos asuntos –Le respondió Inírion un poco fuera de sí mismo-
-Vamos Inírion, sabes tan bien como yo que Narat ya no es Arbórea, ella hace mucho abandono a la Diosa y se volvió contra ella al servir a Torothal, Dictador y Gil nos lo han dicho ya, pero si lo necesitas hablaremos con ella antes de emprender una acción más directa –Dijo finalmente la Drow finalizando la plática y comenzado a caminar hacia la puerta de la cabaña-

Ambos Elfos salieron rápidamente de la cabaña y comenzaron a caminar por el mismo sendero por donde habían llegado guiados por el Ent, pero en lugar de volver al pueblo avanzaron hacia el Sur, en donde se encontraba la hoja de roble que pertenecía a Narat situada sobre una gran ciudad costera llamada Nozjatar.

*********************************

Mientras tanto en la pequeña Posada del Mapache.
-¡Maldita sea! Hubiera sido mejor idea mandarlos al Campo Santo, no sé porque estupidez los deje entrar, ahora siguen llegando más y más escorias a mi casa. –Dijo el viejo Mapache al ver otro portal azul abrirse en la sala principal de la posada-

De ese portal salieron el ser humano Gil y Dictador el viejo conejo, quienes fueron efusivamente recibidos por los otros Arbóreos: Paladín, Nuty, Niko y Génova, todos estaban ansiosos de salir pronto de esa pequeña posada que con cada nuevo Arbóreo se notaba más y más pequeña, sin embargo las indicaciones de Aunrae e Inírion habían sido muy claras, no salir de la posada hasta que ellos llegasen con el último Arbóreo, por lo cual el Mapache se encargaba de todas las necesidades de los Arbóreos desde hace varias semanas.
-¿Qué creen que suceda cuando todos estemos reunidos? –Pregunto Nuty durante la cena de esa noche-
-Lo más probable es que vayamos a las ruinas de La Arboleda de las Lunas –Respondió Gil- ahí … ahí no sé que suceda, ya somos demasiado viejos como para intentar hacer frente a la enemiga de la Diosa Madre.
-Yo creo que terminaremos entrando en el sueño esmeralda junto a Ithilior y Óbito, por eso nos ha querido reunir la Redentora –aseguro Niko mientras se servía un poco de ensalada en su plato-
-Y ¿Qué va a suceder con Torothal? –Pregunto nuevamente Nuty quien desde siempre era el más curioso de la comunidad-
-Inírion y Aunrae se encargaran de ella, como se encargaran pronto de sus adeptos –Sentencio el viejo conejo sin mencionar a Narat entre esos adeptos-

Después de terminar de cenar todos los arbóreos fueron a sus habitaciones a continuar esperando la llegada de las dos Arbóreas que hacían falta.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s