-Memorias del Profe-

“La Eternidad de las Flores: Sinfonía de Luz y Oscuridad I”

Después de aquella última noche en La Arboleda de las Lunas, por ese inmenso portal la Diosa lo había enviado hacia muchos puntos del orbe, ya hace mucho tiempo había traspasado las fronteras de la vida y había alcanzado lo que los mortales llaman “inmortalidad”.

Sus caminos se habían perdido entre la oscuridad de la soledad durante mucho tiempo y sus recuerdos se convirtieron en fantasmas que lo acompañaron en el punto en que traspaso el umbral de su muerte, pero todo ello solo sirvió para limpiar su alma, para purificar sus pensamientos y encontrar el sendero correcto para llegar a la Diosa.

Los últimos años los había pasado durmiendo en el Sueño Esmeralda, ajeno a todo lo que sucedía en la vida de sus amigos y hermanos, no porque así lo hubiese deseado sino porque la Diosa tenía preparados nuevos horizontes para todos; ahora después de largas décadas Tanavar había por fin abierto los ojos para verlo todo tan claro como el primer rayo de su Madre en Primavera, y solo esperaba poder salir del paraíso de Elune para poder regresar con quienes eran verdaderamente los suyos.

*******

Inírion abrió los ojos y se encontró en un inmenso bosque bellísimo, justo ahí habría de comenzar su nueva aventura.

Anuncios

Una respuesta

  1. Reblogged this on Espacio de Patricia Roi Jonas.

    12 agosto 2012 en 2:40 PM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s