-Memorias del Profe-

“antorchas encendidas en mi piel”

Hoy sé que el sol no dura 24 horas en el cielo, pero esto que siento dura más allá de su tiempo y el del resto del mundo; sé ahora que no debí haberme despedido tan rápido, que debí haber escuchado aquello que tenías que decirme, la verdad la vida no es la misma sin ti, sin tu olor húmedo y reciente en mi cama, sin tus caricias que eran como antorchas encendidas en mi piel, sin tu y yo ardiendo sin luz en la misma recamará que vio también aquellas noches en que el amor le ganó a la pasión…

No me arrepiento del todo pues si te regale aquella medalla que lucía en mi cuello desde el día que me conociste hasta el último instante del nosotros, fue para que siempre que la tengas sepas que me sigues poseyendo a mí, y que de la misma forma que en la primera vez, nos saldrán sobrando las palabras en cuanto tu lo quieras así…

Anuncios

Una respuesta

  1. Hermoso..y creo que la belleza en todas sus formas es parte del amor..

    19 agosto 2012 en 9:34 AM

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s