-Memorias del Profe-

“justo ahí”

Y justo ahí, estabas tú, tan verdadera y única: tan digna y benigna, tan bella y perfecta. Eres todo lo que siempre quise, todo aquello que nadie más supo, eres la clave para este rompecabezas que es mi corazón, eres la luz al final de camino, y la esperanza de un día mejor.

Eres ya el sueño del que nunca quiero despertar, un cuadro de alcatraces; las flores favoritas de mi madre, y un dulce susurro de mi ángel de la guarda, eres lo que Dios prometió a mi vida, aquellas cosas que muchos olvidaron preguntar y lo que jamás dudé frente a las otras personas.

Justo ahí, en donde no te pedí, en donde no te esperaba, en donde no te sabía, justo en donde debías estar.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s