-Memorias del Profe-

“Ven a mí”

Y ésta noche, sólo me acompaña una canción sin letra, un sueño sin una vida dónde vivirse, me acompañan después del bullicio, una taza de café oxidado y un poco de sal para las lágrimas de aquella princesa que suele venir por las noches, me acompañan sólo un suspiro que no supe entregar, y un par de manos que jamás aprendieron a tomarse; me acompañan en ésta mi alcoba, en dónde jamás ha reinado otra que no sea la eterna soledad.

Y tú no me acompañas más, porque decidiste irte por ahí, no creíste en mis palabras, te convertiste sólo en un recuerdo doloroso; y ahora soy yo quien ésta nuevamente en completa soledad; cómo quisiera volverte a ver, cómo desearía que un día de éstos llegarás sin ningún aviso y de una forma inesperada.

¡Ven a mi serena libertad!, ven y libérame de la eterna soledad, ven a mi no tardes más que sin ti me muero sin morir, y vivo siendo solo una sombra de lo que fui.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s