-Memorias del Profe-

“en ese entonces”

Y puede ser que jamás tenga el valor suficiente para salir corriendo a tu encuentro, que nunca nos encontremos por casualidad en la calle de éstas opacas ciudades, puede que después de un hasta luego jamás vuelvas a saber de mi, pero al menos, al menos me quedarán todos esos proyectos juntos que hicieron su hogar en mi pecho, esas palabras que una buena tarde se te escaparon sin querer, la primera vez que te salude y me devolviste mi sonrisa convertida en una tuya, todo eso se quedará conmigo, porque después de aquella plática ya nada será igual,  podrán irse entonces las ilusiones tan efímeras como la espuma de una soda, como el calor de una taza de café; podrán dejarme a solas tus sueños y los míos, todo lo que tú ya sabes de mi, todo lo que he comenzado a amar de ti, podrán irse sin decir adiós; porque en ese entonces podré decirte por fin cuanto significas para mi, y luego de eso, nada más que tú será la prioridad de mi vida…

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s