-Memorias del Profe-

“la magnífica”

La Magnifica es la oración que expresó la Virgen María cuando tuvo un encuentro con su prima Isabel, que estaba embarazada de quien fue Juan El Bautista (quien bautizo posteriormente a Jesús el Nazareno). Fue la respuesta de María cuando Isabel le dijo que quien era ella para que como madre del Señor la visitara, a lo que la Virgen María le contesta con la oración de la Magnífica dándole gracias a Dios. Es una oración muy poderosa, porque sabiéndola invocar fortalece el espíritu y te protege de todos tus enemigos sin importar de donde venga y donde estén:

 

Glorifica mi alma al Señor
y mi espíritu se llena de gozo,
al contemplar la bondad de Dios mi Salvador.

Porque ha puesto la mirada
en la humilde sierva suya
y ved aquí el motivo porque me tendrán por dichosa
y feliz todas las generaciones.

Pues ha hecho en mi favor
cosas grandes y maravillosas,
El, que es Todopoderoso
y en su nombre infinitamente santo,
cuya misericordia se extiende
de generación en generación,
a todos cuantos le temen.

Extendió el brazo de su poder,
disipo el orgullo de los soberbios,
trastornando sus designios.

Desposeyó a los poderosos
y elevó a los humildes.

A los necesitados los llenó de bienes
y a los ricos los dejó sin cosa alguna.

Exaltó a Israel su siervo acordándose de él
por su gran misericordia y bondad.

Así como lo había prometido
a nuestro padre Abraham
y a toda su descendencia
por los siglos de los siglos.

Amén.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s