-Memorias del Profe-

“querida”

¿Qué más da que no te guste lo mismo que a mí?, que te guste de vez en cuando discutir, qué más da que tu pelo sea alborotado, que mis dedos sean miedosos, qué más da que la mirada se me pierda de vez en cuando, sabes bien lo nervioso que soy, sabes que hace algún tiempo me he decidido a dejar que me acompañes, aún cuando seas idéntica a mí, y ¿Sabes? no te costará demasiado enamorarme, déjame decirte que la mitad de tu trabajo la acaba de hacer mi alma, al decidir entregarse totalmente a ti; y que con gusto ésta tarde abriré de par en par las puertas de este pequeño corazón, sólo para ti.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s