-Memorias del Profe-

“pero nunca jamás”

Podrán venir mil veranos, y llegar a nuestra puerta cientos de noches claras, podrán pasar las horas en el viejo reloj de mi espalda, y podré cambiar de nombre, origen y virtud; pero jamás, nunca jamás, me olvidaré de quererte y desearte siempre lo mejor del mundo.

Podré usar quizás un par de máscaras para los demás y mostrarles la falsedad de mi indomable sonrisa, podré pedirle a Dios que te lleve lejos de mí, que te olvides de mis palabras, de mi mano tocando tu espalda baja; pero jamás, nunca jamás, podré desear siquiera que yo llegué a olvidarte siquiera un día de mi vida.

Y podrás sonreírle con más intensidad que a mí, podrás entregarle el amor que jamás me diste, y decirle despacito cuánto la quieres, podrás viajar cientos de kilómetros por verle, como nunca lo hiciste conmigo; pero jamás, nunca jamás, hallaras en ella todo lo que yo te di, todo lo que nunca sabrás que me robaste.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s