-Memorias del Profe-

“una promesa”

Creí en tus palabras, te entregue mi entera confianza y a cambio tú no me diste más que penas y dolores, siempre dijiste con tus labios lo que tu corazón jamás sintió ni percibió; y yo siempre caí a tus pies, siempre me vi a tu lado feliz; y mírame, por creerte tus promesas hoy no soy más que una sombra de lo que fui, y ya que una promesa no debe olvidarse, y tú dejaste atrás las promesas de primavera, dejaste este sueño, y cambiaste todo lo que era tan bonito, lo hiciste sólo un doloroso recuerdo,  yo llevo desde entonces una promesa en el pecho desde entonces; una medalla que me recuerda día con día lo mucho que debo desconfiar de los demás.

Anuncios

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s