-Memorias del Profe-

Archivo para abril, 2013

“30/30 de Abril”

Abril ha sido un mes hermoso, las prácticas intensivas en la Escuela Primaria, la visita a la Escuela Normal, y la culminación del proceso de escritura del Documento Recepcional, ha sido un mes veloz pero que he disfrutado al máximo, el mes de respetar mis propias decisiones, de afirmar las respuestas que di en algún momento.

De descubrir que la sonrisa tiene mucho poder, y que aunque los problemas sean tantos no merece ser olvidada, un mes de sueños acerca del futuro, y de la consistencia de la realidad que me rodea; mes de reuniones eclesiásticas, y de lograr objetivos escolares, un mes con poco café pero con muchas más emociones y descubrimientos. ¡Hasta pronto Abril!

Anuncios

“Soliloquio del 28 IV”

A lo largo de los últimos meses he estado ubicándome, poco a poco, he estado tomando como propio el espacio que me corresponde, después de todo, estoy a un paso de acabar con mi formación profesional, y sin duda, el resto de mis días estaré unido a ese papel que tanto me gusta: ser educador. Pero no puedo evitar sentir miedo por todo lo que vendrá, no puedo evitar temer no poder cumplir mis propias expectativas, aunque sé muy bien que cuando me esfuerzo logro todo lo que me propongo, no puedo evitar temer el futuro, un miedo bien fundado, un temor bien estimado, que no se exagera ni se esconde, y que al mismo tiempo le da sabor a esa aventura.

Aún me quedan dos meses más como estudiante, y después del final tan anunciado, llegará el momento de enfrentarse a un momento nuevo en mi vida, no será la primera vez, ya tengo experiencia en esas cosas, y ojalá que todo ocurra de la mejor manera.


“alma de cristo”

Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. ¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de Ti. Del maligno enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. Y mándame ir a Ti. Para que con tus santos te alabe. Por los siglos de los siglos. Amén


“gracias”

Suenas fuerte, en cada rincón del abismo que es mi alma; eres un rayo de luz ahí donde nadie más puedo reinar, eres esperanza ahí donde tantos y tantas se perdieron, quiero que lo sepas, déjame decirlo una vez más, suenas fuerte en mis adentros, no porque no vaya a haber nada más, sino porque después de ti, todo lo  demás jamás será igual.

Gracias por llegar a mi vida justo a tiempo.

Ciertamente es poco lo que puedo ofrecerte, mírame, apenas mis manos tienen fuerza para tomar a la vida que se viene, pero todo eso que puedo, por poco o insignificante que llegue a ser, lo deseo para ti, que sabes la justa medida de mi corazón, que supiste reinar y venir.


Imagen

“creatividad”


“seguiré”

Solía adorar la forma en que caminabas por los pasillos de aquella Escuela Normal, solía pedirle al tiempo que me dejará verte más lentamente y suplicaba al Hacedor que algo te trajera a mí.

Solía decirle a mis amigos que tú y yo estábamos destinados el uno para el otro, aunque tú aún no lo sabías, un juego de niños lo sé; y quería verte más de lo que podía hacerlo, comencé a hacerlo hasta en mis sueños.

Y hoy, ahora que ya no estás, ahora que te han arrancado la vida, que te han hecho partir antes de tiempo, me lamento no haber podido decirte lo bonita que eras, no haber tenido el valor para afrontar tu mirada sobre mi piel, pues sé muy bien cuánto hubiera valido.

Seguiré extrañando tus pisadas sobre el asfalto de la carretera, seguiré oyendo tu dulce voz gritando con fuerza aquel 14 de Junio del 2006, y seguiré siendo yo quien más lamente el pasado.


“try”