-Memorias del Profe-

“Soliloquio del 28 VI”

En lo que a mí respecta, la soledad que se elige es mejor que aquella que nos imponen, podemos confiar en las personas, y podemos intentar entablar una amistad con otros: pero pocas veces conseguiremos una verdadera amistad, porque entre más te conoce una persona, más fácil es desilusionarse; no digo que no existan las amistades, son los mejores obsequios de Dios, encontrar a un amigo es encontrarse con un tesoro, y si se tiene, se debe cuidar y disfrutar. Pero la amistad es algo que no es posible con todas las personas que nos rodean, y si no puedes conseguir la amistad de otro, busca obtener su respeto, y si no es posible, por lo menos ten su miedo.

Pero si por casualidad, lograr encontrar a alguien que no te juzgue sino que te acepté, alguien que se preocupe por ti, y que te ponga verdadera atención cuando le hables, entonces, cuida de esa persona como de tu vida.

¿Comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s