-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “amandote

“aquel castaño”

En noches como ésta necesito uno de esos abrazos robados bajo la sombra de aquel castaño; bajo aquella sombra eterna que nos escondía de la luna, en noches como ésta, me siento tan necesitado de ti, tan vació sin tu presencia, tan ausente sin tus besos, tan desierto sin tu vida, me siento ya morir, pero tú no te preocupes, después de todo, desde el principio no esperaba quedarme para siempre en tus días; que el destino te sonría y allá donde vayas que te encuentres con lo mejor de la vida, porque yo aquí estaré muriendo de ti, cada vez que haya noches como ésta.


“solo era una historia”

No te demores demasiado en volver, ésta es la noche; por fin, el trabajo, la escuela, la calle, nada basta para sustituirte, y hoy por fin lo sé y lo reconozco ante ti, yo tengo para ti tanto amor, para ti tanto que entregar, tanto por esperar.

Por solo ésta noche, serás por fin mía; por fin podrás decirme mi amor, y susurrarme al oído todo lo que sientes, aunque esto solo sea un sueño y aunque tú no puedas venir más.

Y pensar que solo es una historia, que solo es un cuento bien contado, y que mis sueños sea ahora nuestro único lugar…


“un amor para toda la vida”

Y en la tónica del día comparto un video que en lo personal me causa mucha emoción, a veces hasta me ha hecho llorar, quien sabe, heridas del alma que aún son difíciles de sanar, tomado de la película “Up”, disfrútenlo en el día de los enamorados… lo que todos deseamos, un amor para toda la vida, y más allá de ella.


“tú haces”

No busco amor, hoy busco simplemente a quien amar; no quiero hallar en la arena huellas perdidas, deseo poder acompañar las tuyas; no aspiro a encontrarme una joya a mitad de la Avenida, prefiero pulir una nueva de tu corazón con mis suaves manos; no ansío reencontrarme con viejos amores, deseo solo escribir un cuento sobre el perfume que emana tu piel, escribir nuestra historia en ti.

Puede parecer que digo demasiadas cosas, que no soy como el resto del mundo, que voy más de prisa que los demás, y la verdad es que tú haces que sea así, tú haces que mi sonrisa sea hoy lo que jamás había sido: tú haces que mi corazón se infle y que comience a volar, lograste desterrar de mis días el miedo a ser feliz, la tristeza del porvenir, la preocupación del qué dirán, abriste con tus ojos la ventana del verano y desalojaste al invierno de la melancolía donde vivía, y todo esto solo te lo debo a ti…


“nuestra cajita de cristal”

Una caja de cristal, en ella una muñequita gira al tono de aquella dulce melodía que tú me mostraste en una tarde cualquiera de verano, siento un incendio en el pecho, percibo a tu sombra llegando hasta dentro, creo que desde aquella vez te quedaste con algo de mí.

Me robaste un pedazo de mi alma a cambio del pedacito que me obsequiaste en aquella cajita, me robaste mis miradas que se alejan veloces ante el danzar de las flores, se van y me abandonan, todo por encontrarte en donde sea, en cualquier lugar, en la banca del parque central y en la arena de la playa que traga el mar, en la sonrisa del pequeño niño que nos sonrió y en la dulce melodía que sigue sonando en nuestra cajita de cristal…


“el arcoíris tiene hoy más de siete colores”

Soy feliz al pensar en las diez mil posibilidades que nos aguardan, el alba del hoy se despierta muy temprano, y con él se tiñen de esperanzas nuestras almohadas, abrazada a mí, es así como siempre te pensé, es así como siempre te añore, es así solo como yo supe desearte, y es así como deseo que sea cada alba que siga a esta, porque contigo en mi vida, las cosas pueden ser diferentes, porque el arcoíris tiene hoy más de siete colores, porque las nubes se dibujan de maneras diferentes en mi frente, y en tus ojos encuentro aquel manantial del cual nacen los más bellos alebrijes; solo así puedo entender mi vida, solo así puedo verme feliz, y mi sonrisa es solo el reflejo de aquello que sembraste hace años en mi alma, eso que hoy da frutos de amor y eternidad…


“la primera noche”

No dejaré de lado esa primera sonrisa que me obsequiaste, prometo que no olvidare nuestra primera noche juntos, que me acompañará por el resto de mis días tal como lo hace hoy tu esencia bendita.

No puedo decir que no le temo al futuro, no puedo decir que tengo la seguridad de lo que vendrá, pero puedo apostar lo que desees a que me desviviré porque en ese futuro, porque en ese mañana estés tu tan presente como hoy, y que con tu presencia pueda yo reencontrar el camino que en un ayer perdí, sin saber que la pérdida del pasado seria solo un motivo para encontrar a alguien tan maravillosa como lo eres perfectamente tú…