-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “arcoíris

“eres tú”

¿Sabes?, Ya lo he dicho tantas y tantas veces; pero es la verdad, para mí eres tan dulce y sutil que hasta el viento envidia la forma en que has entrado en mi vida; yo sólo le ruego a nuestra Señora de la Esperanza, que de amor nunca muera, que de necesitarte nunca me canse, que de amarte nunca me olvide y que de mirarte jamás me agote, que mi vida sea sólo para desgastarme en amarte, para perderme en tus ojos, y decirle al arcoíris que ya no le tengo más miedo; para pedirte un día de éstos que te cases conmigo y contárselo en secreto a mis amigos con una copa de vino en la mesa y un poco de alcohol en la sangre, y decirle a la Luna que alguien le robó su lugar en mi vida, y decirles, a todos, que ese alguien, ese alguien eres tú.


“epitafio”

Solo un día, a distancia de ti, solo unos pocos kilómetros, solo un poco de personas; solo un mundo nos separa, y yo sigo sintiéndote en mis adentros, solo es un día querida, solo son unos pocos segundos, la última fotografía, el último puerto, la lluvia cayendo lentamente, y tu falda brillando con el arcoíris que le siguió.

Ya son solo unos cuantos recuerdos, pero son el tesoro que guardo con cariño, y sé que tú no me olvidas aunque ya no me tengas tan cerca como me tenias apenas ayer; y sé que tu odio jamás poblara el mundo que nos distancia, sé que será el fuerte amor que tienes por mí el que hará florecer las margaritas, ya son solo unos cuan tos sueños, son la vitalidad de mis entrañas, son la fuerza con que sigo caminando aunque tú ya no vayas más a mi lado como te tenía apenas ayer; y sé que si bien no tuvimos una última noche juntos, aquella tarde sirvió como epitafio a nuestra historia, y el epitafio fue solo el comienzo de nuestra eternidad…


“el arcoíris tiene hoy más de siete colores”

Soy feliz al pensar en las diez mil posibilidades que nos aguardan, el alba del hoy se despierta muy temprano, y con él se tiñen de esperanzas nuestras almohadas, abrazada a mí, es así como siempre te pensé, es así como siempre te añore, es así solo como yo supe desearte, y es así como deseo que sea cada alba que siga a esta, porque contigo en mi vida, las cosas pueden ser diferentes, porque el arcoíris tiene hoy más de siete colores, porque las nubes se dibujan de maneras diferentes en mi frente, y en tus ojos encuentro aquel manantial del cual nacen los más bellos alebrijes; solo así puedo entender mi vida, solo así puedo verme feliz, y mi sonrisa es solo el reflejo de aquello que sembraste hace años en mi alma, eso que hoy da frutos de amor y eternidad…