-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “bonita

“seguiré”

Solía adorar la forma en que caminabas por los pasillos de aquella Escuela Normal, solía pedirle al tiempo que me dejará verte más lentamente y suplicaba al Hacedor que algo te trajera a mí.

Solía decirle a mis amigos que tú y yo estábamos destinados el uno para el otro, aunque tú aún no lo sabías, un juego de niños lo sé; y quería verte más de lo que podía hacerlo, comencé a hacerlo hasta en mis sueños.

Y hoy, ahora que ya no estás, ahora que te han arrancado la vida, que te han hecho partir antes de tiempo, me lamento no haber podido decirte lo bonita que eras, no haber tenido el valor para afrontar tu mirada sobre mi piel, pues sé muy bien cuánto hubiera valido.

Seguiré extrañando tus pisadas sobre el asfalto de la carretera, seguiré oyendo tu dulce voz gritando con fuerza aquel 14 de Junio del 2006, y seguiré siendo yo quien más lamente el pasado.

Anuncios

“justo como ayer y como hoy”

Siempre serás la mujer más bonita que he conocido, siempre añorare los días en que besaba tu frente y tus amigas murmuraban lo mucho que se me notaba cuanto me gustabas, y no te equivoques, siempre te recordaré con una sonrisa. A esos días de cine y plaza, que ya nunca volverán, a esa boda a la que fuimos juntos, y todo eso que siempre estará en mi mente, cuanto no diera por volver a tocarte por lo menos dos segundos, por volver a todo aquello.

Ésta es la última noche que te extraño, lo prometo, el día que decidí dejarte ir sin detenerte me prometí a mi mismo que afrontaría tu ausencia intentando recordarte siempre con alegría, pero a veces, muchas veces me gana la nostalgia, por eso he decidido solo recordarte de vez en cuando, para que tanta melancolía no ahogue mis sueños, solo lo suficiente para poder sonreír cada vez que el mundo se vea solo y triste justo como ayer y como hoy.


“confieso”

Tú siempre fuiste un poco complicada, nada sencilla, toda una sorpresa en mi vida, jamás lo suficiente presumida y por nada falsa ni altanera, fuiste como un regalo navideño en pleno verano, algo inesperado, pero que agradeceré por toda mi vida.

Siempre pareciste más de lo que en realidad eras, tus ojos fueron ese misterio que quise descubrir, y tus labios aquel territorio que jamás logre conquistar, me hicieron falta energías, me hicieron falta momentos mágicos, confieso que me hicieron falta miradas de complicidad y secretos expuestos a mis ojos desde lo profundo de tu pecho.

 Siempre serás un alcatraz que florece en pleno otoño, una esperanza de continuar, un sueño que no pude concretar, una promesa que no pude cumplir, un compromiso adquirido con el corazón, un plan secreto que nadie debe conocer, siempre serás la inocencia de los niños de 6 años, y mi amor platónico, para todas las vidas habidas y por haber.


“siempre lo pedí”

Un millón de veces pedí al destino que llegarás, y justo cuando estaba a punto de resignarme llegaste acompañada de la casualidad, gracias preciosa por venir a mí, justo como yo siempre lo pedí, gracias porque no existe otra cosa en este mundo que tenga eso que tú tienes tan abundantemente, eres tan especial, tan hermosa que muchas veces pienso que no te merezco, lo eres tanto que hoy no me imagino mi vida sin ti, sin tu sonrisa tan hermosa, sin tus ojos tan bellos, sin el olor de tu pelo acomodado en mi almohada, no me imagino el resto de mis días sin ti bonita.

No me imagino ni un solo segundo sin saberte mía, y sabes que un millón de veces pedí al destino por ti, que un millón de veces seguiré agradeciéndole a la vida que te haya traído a mí, tal como yo siempre lo pedí.


“no me iré”

Sería perfecto poder darte un beso nuevo, obsequiarte estos labios que se mueren por probarte; estos ojos que desde que te vi jamás han dejado de buscarte, y así comenzar a ser algo más que dos simples conocidos.

Eres perfecta mujer, tan bella y tan bonita que ninguna otra se puede comparar contigo, deberías saberlo ya, me tienes loco, me tienes ya al borde de la vida eterna, con un guiño me elevas al paraíso y con tu perfume me llevas al éxtasis más perfecto.

Complemento idóneo de mis tardes, cumples con todos los requisitos para ser la princesa perfecta, y no tengo ninguna duda de que yo por ti la misma vida daría, me pides tiempo y paciencia, yo te entregaría todo el mundo si fuese necesario, pero por hoy solo te prometo que no me iré de aquí…


“que dulce eres”

Es tan fácil encontrar letras de canciones para ti;  que todos los autores viven del amor es una verdad, pero que ese amor es el mismo que tú me haces sentir es hoy un sueño hecho realidad,  tú convertiste en sal todo el temor a encontrarme cara a cara con la soledad, has sido culpable de que yo no pueda dejar de sonreír, sobre ti recae la pena de haberme sacado de la oscuridad, de haberme llevado a la luz eterna de lo que hoy es nuestro amor.

Eres  una princesa hermosa, eres una mujer bonita, eres una pintura única, eres un poema nuevo, eres una canción repetida que no se desgasta, y una historia cuyo final nadie ha conocido hasta ahora, eres el amor que encontré en un lugar desolado, eres la alegría que arriba a mi alma con cada segundo que pasa en tu cercanía, eres la vida que corre velozmente por mis venas, eres la amistad añejada por el tiempo que ahora tiene un mejor sabor que ayer, eres la brisa del mar en una tarde de verano y mi consuelo de los tiempos pasados, amor que dulce eres…


“soy yo”

Sin importar que me digan que eres demasiado para mí, no me voy a cansar de seguir luchando por ese primer beso, por la primera ilusión, por decirte de una forma sencilla que no me importa esperar unos días más por ser tu ultimo desenfreno, no voy a dejarte morir en la soledad y la nostalgia de aquello que ya fue y hoy no es más para ti; soy yo el que paciente te observa desde las sombras, al que pones nervioso y no sabe qué decir, soy yo quien se muere por abrazarte y tiene miedo de que te vayas sin razón alguna, soy yo quien desfallece lentamente por intentar caminar junto a ti, porque lo mires con un poquito de amor…

Y aunque los otros digan que jamás te voy a merecer, yo nunca voy a cansarme de buscarte, de mirarte con cariño a los ojos y de rosar tu piel con mis dedos, nunca dejare que otro te diga bonita de la forma en que yo lo digo, nunca me daré por vencido porque puedo no ser el más perfecto, ni el más fuerte o el más guapo de todos los hombres, pero te juro que como yo jamás nadie podrá ni desearte ni quererte…