-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “Escuela Normal

“Discurso de despedida de la Escuela Normal Urbana Federal del Istmo”

La verdadera educación no sólo

consiste en enseñar a pensar sino

también en aprender a pensar

sobre lo que se piensa.

Fernando Savater

 

Mtro. Fernando Espinosa Cuevas, Coordinador de Educación Básica y Normal. , Lic. Alejandro Murat Hinojosa, Padrino de la Generación 2009-2013, personalidades que integran la mesa del Presidium, Maestros y miembros de la Escuela Normal Urbana Federal del Istmo, compañeros graduados y familias, Señoras y Señores. Gracias a todos por estar aquí

Me siento muy honrado y es -de verdad- una gran distinción para mí el poder hablar hoy, a nombre de todos mis compañeras y compañeros, frente a todos ustedes en esta Ceremonia que representa un momento tan especial para cada uno de nosotros.

Hoy que concluimos esta etapa de nuestras vidas, culminamos el camino de esfuerzos y alegrías que durante los últimos cuatro años ha significado en nuestra historia esta Escuela Normal, pero ¿Cómo decirle adiós al hogar que nos ha visto crecer y madurar?, ¿Cómo comenzar un nuevo andar? La mejor forma posible de hacerlo es con la frente en alto, sabiendo que está en nuestras manos la noble labor de edificar mejores horizontes para la humanidad, reconociéndonos como el fruto del trabajo de nuestro padres, maestros y bienhechores, y reconociendo que lo que hoy concluye es apenas el primer paso del futuro que ya nos espera.

Han sido muchas las experiencias que esta casa nos ha regalado, y también han sido muchas las cosas que hemos dejado en ella, pero en realidad, no hemos perdido nada, hemos logrado adquirir una gran cantidad de herramientas para lo que vendrá, y es responsabilidad de quienes hemos recibido tanto, dar con compromiso lo mejor de nosotros en las aulas de las Escuelas de nuestro estado, desgastarnos día con día con el firme ideal de construir mejores futuros para nuestros alumnos, y por medio de ellos, lograr una mejor sociedad, más incluyente, justa y humana.

Compañeros y compañeras egresados de las Licenciaturas en Educación Preescolar y Primaria, los invito a mirar el futuro con el optimismo que tienen aquellos que confían en sus capacidades y a sabiendas de que no hemos alcanzado la meta final, ni han concluido nuestros estudios y desvelos, pues es ley que en las cosas de la vida no se llega jamás al final, cada etapa prepara otra nueva y detenerse es agonizar.

Agradecemos a la Escuela Normal Urbana Federal del Istmo, por darnos la oportunidad de ser parte de su comunidad educativa. A nuestros maestros y maestras, quienes representan uno de los pilares más importantes en nuestro proceso de formación profesional. Por su paciencia, dedicación y profesionalismo durante las clases; por su compromiso personal y humano; por escuchar nuestros problemas y por exigir lo mejor de cada uno de nosotros, para una superación permanente, muchas gracias.

A nuestros padres y familiares: les queremos dar las gracias por todo el apoyo incondicional, por su compañía constante y buenos consejos que nos brindaron, por su confianza en que sí lograríamos llegar a la meta.

Finalmente, quiero desearles a todos ustedes queridos compañeros, el mayor de los éxitos en su desempeño profesional, y recordarles lo que en alguna ocasión dijo la gran pedagoga chilena Gabriela Mistral, “para encender lámparas basta llevar fuego en el corazón.”, y ojalá logremos iluminar la vida de muchos niños y niñas.

Gracias.


Imagen

“maestros…”


“seguiré”

Solía adorar la forma en que caminabas por los pasillos de aquella Escuela Normal, solía pedirle al tiempo que me dejará verte más lentamente y suplicaba al Hacedor que algo te trajera a mí.

Solía decirle a mis amigos que tú y yo estábamos destinados el uno para el otro, aunque tú aún no lo sabías, un juego de niños lo sé; y quería verte más de lo que podía hacerlo, comencé a hacerlo hasta en mis sueños.

Y hoy, ahora que ya no estás, ahora que te han arrancado la vida, que te han hecho partir antes de tiempo, me lamento no haber podido decirte lo bonita que eras, no haber tenido el valor para afrontar tu mirada sobre mi piel, pues sé muy bien cuánto hubiera valido.

Seguiré extrañando tus pisadas sobre el asfalto de la carretera, seguiré oyendo tu dulce voz gritando con fuerza aquel 14 de Junio del 2006, y seguiré siendo yo quien más lamente el pasado.


Imagen

“Didáctica Magna – Juan Amos Comenio”

Didáctica Magna


“VII Semestre”

El Séptimo Semestre ha significado muchas cosas, la oportunidad de conocer a un grupo más profundamente, de comenzar a construir este caminar que pronto será el resto de mi vida; la dualidad de la Práctica intensiva y de la construcción de mi Documento Recepcional ha significado un periodo que es duro pero no imposible.

Muchos aprendizajes, y muchas nuevas oportunidades, increíbles historias que forman parte ya de mi vida, y que son el material con el cual estoy armando esa herramienta que me servirá para obtener el título de Licenciado en Educación Primaria, el primero de los últimos dos semestres de mi Escuela Normal, y el comienzo del fin,  el momento justo para comenzar a fungir como lo que he deseado ser desde antiguo, para comenzar a apropiarme como nunca de este rol que me es tan significativo.

La elección de una asignatura, y el comienzo de los preparativos para el gran final de esta aventura, el conocer y re-conocer la labor que desarrollo como lo más importante de mi vida: eso ha sido éste séptimo semestre, pero esto es sólo el principio de algo mucho mejor.


“VI Semestre”

El sexto semestre de mi Licenciatura en Educación Primaria ha llegado  a su fin, luego de seis meses ha concluido una etapa de mi formación profesional; ahora solo son recuerdos que forman parte de mi esencia, este último semestre de formación curricular ha significado la oportunidad de conocer nuevas formas de trabajo en las escuelas multigrados, así mismo, la oportunidad de vivir un nuevo movimiento estudiantil en Oaxaca y comprometerme con él de una forma más intensa que en el pasado.

Tuve la oportunidad de vivir muchas cosas buenas con mis compañeros, quienes ahora comienzan a la par de mi una nueva etapa en la cual nos habremos de ver un tanto más distanciados que en el pasado pero no separamos completamente, un semestre fructífero en cosas buenas y también en aquellas que no siendo tan buenos reditúan en nuevos bríos a mi vocación, y este fin de semestre es especial porque el séptimo semestre comienza a la par del término del sexto, debido a que durante el próximo año viviré una experiencia completamente nueva, podré tener un grupo escolar a mi cargo durante todo el ciclo escolar y con él podré concluir la totalidad de mi Licenciatura, son muchas las personas que se asomaron por mi vida en estos meses y estoy agradecido con Dios por brindarme la oportunidad de  no detenerme y de continuar.

En esta ocasión no habrá vacaciones de verano como tales, pues invertiré su tiempo en muchas actividades escolares, pero eso no significa que no me vaya a brindar la oportunidad de emprender nuevas empresas ahora que el tiempo está de nuestro lado. 


“Semana de Evaluación de la Práctica Docente”

Esta última semana en que termino mi tercer semestre tuve la oportunidad de vivir mi primera semana de Evaluación de la Práctica Docente en la Escuela Normal, y durante esos días en la mañana tuvimos eventos de análisis de nuestras prácticas en las escuelas primarias, mesas de trabajo y conferencias, además en la tarde asistimos, organizamos y participamos en diversos eventos culturales y de demostración de nuestras capacidades artísticas; de esta semana me llevo muchos recuerdos muy bellos de convivencia con compañeros en la escuela, y también experiencias que han servido para alimentar mi necesidad de seguir aprendiendo hasta donde las fuerzas me lo permitan.

Participe en todos los eventos matutinos y tuve la oportunidad de exponer ante toda la Licenciatura en Educación Primaria mis experiencias de la práctica con Español con los niños de la Mixtequita, y durante la tarde participe en una exhibición de bailes prehispánicos el día martes, el jueves también participe en la exhibición de juegos organizados y cantos propios de Educación Física  y finalmente el viernes pude conducir el programa de la Guelaguetza Normalista, mientras que en los demás días asistí para apoyar a mis compañeros, conocidos y amigos de primer semestre y de la Licenciatura en Educación preescolar.

Ojala y a futuro pueda repetir la experiencia de participar en otras Semanas de Evaluación de la Práctica Docente ya que por medio de ellas los normalistas podemos darnos cuenta de la necesidad que tenemos de ser mejores y de no quedarnos en lo que los demás dicen de nosotros sin conocernos.