-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “la mar

“a la Madre Admirable”

Ese día me abandonaste para siempre, no dijiste adiós, no hubo ninguna despedida anunciada; solo una soledad que se encontró cara a cara con mi destino, solo una herida profusa que no ha dejado de crecer desde entonces, ese día me volteaste a ver por última vez y supe que había sido de tu cariño, que había sido de los besos y las caricias; ese día tu promesa fue arrastrada por el mar hacia la profundidad del olvido.

Pero sin que tú lo sepas esta noche elevare una oración a la Madre Admirable para que te vuelva a traer a mí, para que ella tenga compasión de mí, para que encontremos la forma de rescatar aquellas promesas hundidas en la mar…

Anuncios

“Plenilunio Marino”

Dejan las brisas un leve

temblor en los masteleros

el mar, de playa y de nieve,

agobiado de luceros,

parece que no se mueve.

 

Fulgen mágicos senderos,

y en cielo y en mar se bebe

blancuras de jazmineros…

 

Y en lirico desvarío

por la estela del navío

vuela el alma cual una

inmensa senda de plata

a entonar su serenata

de imposibles a la Luna…

 

Francisco Villaespesa.

 

Dejan las brisas un leve

temblor en los masteleros

el mar, de playa y de nieve,

agobiado de luceros,

parece que no se mueve.

 

Fulgen mágicos senderos,

y en cielo y en mar se bebe

blancuras de jazmineros…

 

Y en lirico desvarío

por la estela del navío

vuela el alma cual una

inmensa senda de plata

a entonar su serenata

de imposibles a la Luna…

 

Francisco Villaespesa.