-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “mentira

“una promesa”

Creí en tus palabras, te entregue mi entera confianza y a cambio tú no me diste más que penas y dolores, siempre dijiste con tus labios lo que tu corazón jamás sintió ni percibió; y yo siempre caí a tus pies, siempre me vi a tu lado feliz; y mírame, por creerte tus promesas hoy no soy más que una sombra de lo que fui, y ya que una promesa no debe olvidarse, y tú dejaste atrás las promesas de primavera, dejaste este sueño, y cambiaste todo lo que era tan bonito, lo hiciste sólo un doloroso recuerdo,  yo llevo desde entonces una promesa en el pecho desde entonces; una medalla que me recuerda día con día lo mucho que debo desconfiar de los demás.

Anuncios

“cosas dichas”

Me han dicho por ahí, que ya no vives igual; que nunca más volviste a La Plata, que jamás quisiste volver a recibir alcatraces, y ahora sé que de todo ello, soy el único culpable, que feliz fui al saberlo.

Me han contado en un café cualquiera que tú jamás volviste a mirar igual por aquella ventana de tu casa que da a la calle, me dijeron que mentiste el día que me despedí, y que la mentira de ese día te persigue hasta hoy, que triste no poderte liberar de ella.

Ahora quiero que te cuenten a ti, lo mal que estoy sin ti, lo débil que fue mi corazón el primer mes, y lo corta que ha sido mi vida sin ti; quiero que te digan en un verso mal escrito lo que ya sabes pero no recuerdas, que te amé hasta el último segundo, y que te necesitaré hasta mi último momento en ésta vida. Que melancólica existencia ésta con tantas y tan pocas cosas dichas…


“una mentira bien dicha”

Ahora llego a entender que jamás te conocí; siempre te fue sencillo hacerme caer en tus redes y envolverme de tus mentiras, jamás me costó demasiado dejarme llevar por tus brazos, y aunque desde el comienzo supe de tu falsedad desee durante todos los días que algo te hiciera cambiar, que algo hiciera que me comenzarás a amar, sin embargo jamás me fue posible verte el rostro pues siempre estuvo detrás de esa máscara de sonrisa amable y mirada profunda, siempre fuiste eso que de una u otra forma me hizo creer que era feliz, solo un sueño hecho pesadilla, solo una mentira bien dicha.