-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “miedo

“Soliloquio del 28 VI”

En lo que a mí respecta, la soledad que se elige es mejor que aquella que nos imponen, podemos confiar en las personas, y podemos intentar entablar una amistad con otros: pero pocas veces conseguiremos una verdadera amistad, porque entre más te conoce una persona, más fácil es desilusionarse; no digo que no existan las amistades, son los mejores obsequios de Dios, encontrar a un amigo es encontrarse con un tesoro, y si se tiene, se debe cuidar y disfrutar. Pero la amistad es algo que no es posible con todas las personas que nos rodean, y si no puedes conseguir la amistad de otro, busca obtener su respeto, y si no es posible, por lo menos ten su miedo.

Pero si por casualidad, lograr encontrar a alguien que no te juzgue sino que te acepté, alguien que se preocupe por ti, y que te ponga verdadera atención cuando le hables, entonces, cuida de esa persona como de tu vida.


“solo contigo”

sólo contigo...

Y sin saber a ciencia cierta si todo esto resultará, yo sólo quiero intentarlo una vez, una y para siempre: qué más da que el mundo no sepa bien mi nombre, y que en estos días pocos tengan el tiempo de escuchar lo que mi boca quiere decir, qué más da que nadie entienda tus gestos, y que para el resto de ellos seas una extranjera, si tú patria no es otro lugar que mi pecho.

Nunca he estado completamente seguro de amarte, y espero jamás estarlo, esta aventura es lo que hace de mis días cosas tan apasionantes, este desafío es lo que hace tan diferente a mis noches, jamás he podido decir tu nombre sin sentir miedo a lo que vendrá, sólo estoy seguro que a mi vida le hacías mucha falta, sólo estoy claro en una cosa, te necesito.

Y si a veces parece que me voy, que no estoy para ti, que jamás dedico el tiempo suficiente, si a veces parece que soy feliz con alguien más, debes recordar, que sólo contigo me siento completo, y que sólo contigo, puedo aventurarme a seguir.


“sólo el hoy”

Desde hace cuánto vivo perdido, tú faro de eternos destellos; desde hace mucho vivo sin vivir, tú la vida que hoy corre por mis venas; desde hace demasiado estoy sólo, tú reina de mis epifanías. ¿Cuánto miedo eres capaz de ocultar?, y si no sabes a dónde ir, sólo corre a mi brazos, prometo que no dejaré pasar el tiempo en vano,

Desde hace cuánto se me escapaban suspiros, tú destino de todos ellos aún sin conocerte; desde hace mucho que pasan noches enteras sin sueños, tú el sueño hecho realidad; desde hace demasiado tengo mucho frío, tú el calor del alma que anida en mi pecho. ¿Cuánto dolor eres capaz de ocultar? que no daría por poder curar tus heridas, por ser bálsamo para tu quebrantado corazón.

Somos dos que por fin se han encontrado, fuimos tanto, y durante tanto tiempo: pero eso ya no importa más, ya no llevemos cuentas, sólo ha de importar una cosa: sólo el hoy.


“perdí”

Contigo perdí mucho más que sólo una tarde conociendo aquella Verde Antequera, contigo perdí los miedos y las cárceles del pasado, me perdí en tus ojos, es cierto, me perdí para jamás recuperarme, me perdí para poderte encontrar en mi vida, ven a mí, toma mi mano, mira como palpita mi corazón de emoción con sólo tenerte cerca, mira como mis palabras no se hilan bien con mis ideas, es el resultado de tu bendita presencia, me perdí en ti, para poderme hallar en un mundo que nunca supo de mi más que mi primer nombre.

Contigo perdí más que sólo un par de horas; perdí la poca fortaleza que me quedaba, perdí mis ansías eternas de esperarte, y ya me decidí a no dejar que pase el tiempo, cuando podría estarme dedicando a sólo hacerte feliz, mi bien amor, mi bondad encarnada, mi destierro sutil, un cristal que refleja sólo lo que quiero ver, me he perdido en ti, pero es mucho, mucho más lo que he ganado.


“eres tú”

¿Sabes?, Ya lo he dicho tantas y tantas veces; pero es la verdad, para mí eres tan dulce y sutil que hasta el viento envidia la forma en que has entrado en mi vida; yo sólo le ruego a nuestra Señora de la Esperanza, que de amor nunca muera, que de necesitarte nunca me canse, que de amarte nunca me olvide y que de mirarte jamás me agote, que mi vida sea sólo para desgastarme en amarte, para perderme en tus ojos, y decirle al arcoíris que ya no le tengo más miedo; para pedirte un día de éstos que te cases conmigo y contárselo en secreto a mis amigos con una copa de vino en la mesa y un poco de alcohol en la sangre, y decirle a la Luna que alguien le robó su lugar en mi vida, y decirles, a todos, que ese alguien, ese alguien eres tú.


“serás alegría en mi vida”

Un respiro en una vida tan agitada; la pausa para esos días agitados que pensé estaría condesado a vivir por el resto de mis días, eres hoy esperanza y sé, lo sé muy bien, que mañana serás alegría en mi vida, que nada será igual y todo gracias a ti, por si me miras, el cielo se vuelve solo una inmensa mancha azul coronando este mundo que gracias a ti vive una eterna primavera en la que no hay más miedo ni soledad, y es que tus ojos son lo más bello que pude llegar a encontrar, niña entiende, no puedo ser aquello que no soy, pero por ti, lo intentaría hasta desfallecer, porque lo que tú me das, no se compara con nada más; y si puedo con gusto mirarte a los ojos al decirte esta ver es solo porque la fuerza que necesito tu siempre me la das….


“las lámparas en mi corazón”

Vivo con unas ansías enormes de que todo en la vida te sonría, y que ojalá por el camino te vaya muy bien; solo por los dos segundos más preciosos de mi vida: el primero cuando te conocí y el segundo cuando me hiciste tuyo con solo una mirada, solo por el beso más pequeño de mi existencia, el mismo que hizo explotar las lámparas en mi corazón, vivo en inercia bendita, en histeria no colecta y en el mismo tiempo en que yo me despedí, vivo atado a la cobardía y al miedo pero con la libertad encerrada en mi cuerpo; vivo con el espíritu en vigilia y con los sentidos alerta, vivo por tu magia, la poca que quedo impregnada en mi alfombra, y vivo por mi pecho emisario de notas tristes y poemas mal hechos; y aunque no sé si ya solo vivo o si es que acaso sin ti no puedo más que solo existir, sé muy bien que tú eres el origen de todo en todos en mi mundo, y que por ti, me daría al olvido en cien mil veces mil ocasiones, y me daría al fuego en alimento efímero, que entregaría todos mis sueños y aspiraciones por una gota de tu amor, sé muy bien que ya sea que viva o que exista, solo lo hago por ti…