-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “Oraciones para niños

“hora santa con niños”

Hablando con voz suave: 

Empecemos por concentrarnos (con los ojitos cerrados), poniendo nuestro corazón y mente enJesús. Él está aquí, en la custodia en el Santísimo Sacramento.

Hagamos un acto de Fe, como los niños de Fátima: “Dios mío, yo creo, te adoro, espero y te amo. Yte pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman”.

 Pidamos ayuda a María, ella está siempre aquí adorando a Su Hijo con nosotros. Démosle graciaspor el regalo de su Hijo.Ahora vamos a rezar el Credo, el Padre Nuestro, 10 Aves Marías y terminaremos con el Gloria y¡Oh!, buen Jesús.Muy bien, empecemos una oración en silencio…en secreto, desde el corazón para agradecer a Maríapor su ayuda.

Enseñar a inclinarse postrándose ante Dios y comentar: 

Jesús está REALMENTE PRESENTE en la Sagrada Hostia, nuestro Dios oculto.Él nos ama y quiere que nosotros lo amemos a Él. Él nos espera noche y día en la pequeña hostia. Élanhela oírnos…nosotros lo adoramos porque Él es Dios.

Tener un tiempo de silencio mientras permanecemos postrados.Incorporarse y cantar un canto cortito.Alternar el silencio con pequeñas frases de amor a Jesús en el Santísimo Sacramento.Invitemos al arrepentimiento: 

A veces, a pesar de que queremos ser bueno, ofendemos a Dios. Piensen en las distintas manerasque pudieran haberlo ofendido recientemente y pídanle perdón. Háblenle en el silencio de sucorazón. Dios nos ama y nos perdona cuando estamos arrepentidos y pedimos su Misericordia.

Permanecer un poco en silencio y después leer el pasaje de (Juan 6 

– 

51,54,56).

Tomemos un minuto para pensar en lo que acabamos de oír. Demos gracias a Dios por su Palabra.

Silencio y continuar con agradecimiento: 

Agradezcamos a Dios por todas las bendiciones que hemos recibido. Pensemos en todas las cosasbuenas que nos ha dado (familia, amigos, salud…)

Hagamos una comunión espiritual “Yo quisiera, Señor,…

 Agradezcamos a Jesús por este Gran Regalo.

Oraciones finales: 

Pidamos por las almas del Purgatorio…Por todos los sacerdotes, las vocaciones, por nuestrasfamilias. Es tiempo para decir adiós y darle gracias a Jesús por Su bendición en el día de hoy. Amén