-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “palomas

“te extraño”

Extraño los días contigo, sinceramente no encuentro en mi vida un poco de orden; desde que no estás, no sé si vivo o es tu recuerdo el que vive en mí, no sé si muero o es tu último beso el que me roba la vida aún hoy.

Extraño aquella tarde en la playa, el primer beso, las palomas del parque central, extraño el café de la tarde, amanecer tendidos en el suelo, extraño el sabor de tu cuello, la forma en que decías mi nombre, y extrañándote es como existo, ya no vivo, no vivo sin ti, soy poco menos que una sombra, poco menos que un recuerdo borroso, poco menos que una maldición en tu historia.

Te extraño.

Anuncios

“sigues”

Me pregunto si quizás hoy piensas en mí, si acaso mi nombre aparece por tu mente, o si ya solo un fantasma de tu pasado, si llevas en tu pulso ese decario que un día te di o si ya lo has olvidado sobre tu buro.

Deberías saber que cada vez que voy por la calle me encuentro por tu recuerdo en cualquier lugar, deberías saber que no respiro por estar esperando a que me devuelvas una de mis llamadas; deberías saber que nunca jamás podré superarte, que desde esa única noche te clavaste en mi terco corazón, que llevo tus brazos tatuados en mi espalda y el olor de tu pelo entre mis dedos.

Eso lo deberías saber ya, pero tú jamás sabes nada de mí, continuas con tu vida como si aquella vigilia jamás hubiera existido, como si la playa no nos hubiera acompañado, como si las palomas jamás hubieran viajado desde lejos, como si el cielo no se hubiese teñido de rojo sobre los dos, sigues con lo que dices es tú vida mientras yo, continúo preguntándome a diario por ti…


“como las palomas”

Ven, toma mi mano, prometo no dejarte jamás, y hacer que el mundo se dé cuenta de lo especial que eres para mi, dame un minuto intentare atrapar aquella estrella fugaz con la que tanto sueñas y traerla hasta ti, escucha al silencio nocturno de la Avenida J. Amaro y dime si no es el momento más propicio para decirte cuanto te necesito, mira aquellas palomas volando en el cielo sin un rumbo fijo, así era mi corazón hasta antes de ti; ven conmigo, da un paso más y prometo ayudarte en el camino, jamás dejarte atrás y entregarme a solo hacerte feliz, porque en verdad sé que puedo intentarlo y sé que si me lo permites  lo lograré, no ha habido nadie como yo en tu vida, eso te lo aseguro, solo déjame probártelo de una vez con el primer beso…