-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “Soliloquios de El Soñante

“Soliloquio del 28 VI”

En lo que a mí respecta, la soledad que se elige es mejor que aquella que nos imponen, podemos confiar en las personas, y podemos intentar entablar una amistad con otros: pero pocas veces conseguiremos una verdadera amistad, porque entre más te conoce una persona, más fácil es desilusionarse; no digo que no existan las amistades, son los mejores obsequios de Dios, encontrar a un amigo es encontrarse con un tesoro, y si se tiene, se debe cuidar y disfrutar. Pero la amistad es algo que no es posible con todas las personas que nos rodean, y si no puedes conseguir la amistad de otro, busca obtener su respeto, y si no es posible, por lo menos ten su miedo.

Pero si por casualidad, lograr encontrar a alguien que no te juzgue sino que te acepté, alguien que se preocupe por ti, y que te ponga verdadera atención cuando le hables, entonces, cuida de esa persona como de tu vida.


“Soliloquio de el 28 V”

Cerca de culminar esta parte del suelo me doy cuenta de lo importante que resulta el comprometerse con lo que uno hace, no se puede ir por la vida convencido de que la buena suerte resolverá todos nuestros asuntos, hace falta dedicar tiempo y esfuerzo para conseguir una victoria que sepa a victoria, también hacen falta de vez en vez uno que otro problema que nos ayude a retomar el camino con más fuerza, a ejercitar nuestra creencia de que estamos en lo correcto y de que vale la pena.

No puedo decir que todo ha sido perfecto, pero sin duda, ha sucedido de la mejor manera, ha sucedido tal como debió suceder y eso me ha fortalecido enormemente, me ha ayudado a madurar, a crecer y a convencerme de que esto está hecho para mí. ¡Amo la educación!


“Soliloquio del 28 III”

Desde hace más de 8 años la religión ha sido una parte muy importante de mi vida: poco a poco se metió en ella, comencé como un adolescente buscando refugio y compañía, y no sólo encontré aquello que deseaba sino un sinfín de aventuras y experiencias que hoy a la distancia me hacen sentirme feliz y orgulloso del camino que he recorrido.

Han sido ocho años en los cuales no he dejado de aprender nunca, siempre ha habido algo nuevo para saber, nuevas personas para conocer, rostros que se han vuelto familiares con el pasar de los días y meses, y otros tantos que llegaron y se fueron no sin antes dejar huella en mi existir, y a éstas alturas de la vida, he llegado a pensar si hacer de la religión el resto de mi vida, si está ahí mi lugar, son tantas las cosas que giran en mi cabeza cuando voy por el mundo, todas ellas toman calma cada vez que dedico mi tiempo al servicio que tengo, todas las cargas encuentran alivio, y eso me hace sentir muy bien, sentirme seguro, sentirme útil, sentirme elegido; quizás haya que pensar, en qué haré después del título de mi Licenciatura, a qué dedicaré el restos de mis días…


“soliloquio del 28 (II)”

Jamás he sido de las personas que gustan tener demasiadas amistades, supongo que esa decisión determina la forma en que trato a quienes me rodean, no puedo decir que no se amable, pero pocas veces decido confiar completamente en los demás y  recuerdo como una frase personal “siempre hay que desconfiar de los otros”. No se trata de vivir la soledad eternamente, sólo se trata de poner un poco de espacio entre las personas con quienes si hay que tener cuidado, y entre quienes logran superar esa primera barrera.

¿Qué puede hacer quien apenas y conoce mi segundo nombre?, nada hay que las personas puedan hacer más que decidir acompañarme y aceptarme con esos defectos tan notables de los cuales no hay necesidad de hacer mención, a cambio, puedo ofrecer la paciencia que se oculta tras de una sonrisa indomable, la compañía necesaria, la ayuda desinteresada y la necesidad de no quedarme solo.


“dos años de Lunare”

El día de hoy se cumplen dos años del comienzo de esta aventura, y aunque el pasado es ciertamente ya algo grande sé que no será nada comparado con el futuro que espera por nosotros, el día de hoy dedico esta publicación a todas las personas que de una u otra forma han formado parte de estos dos años; a mis amigos, conocidos, mi familia, a las personas que jamás conoceré pero que han sido parte de mi recorrido, un agradecimiento para quienes siempre están presentes y también para quienes se han ausentado de mis días y mis noches, a quienes han sabido seguirme el paso y quienes han decidido esperarme en puertos lejanos, a todos porque gracias a ellos es que esta aventura no se termino y que esta aventura aún continua y continuará.

Y como sé que una formula exitosa no tiene asegurada la posteridad, el día de hoy completo el ciclo de renovaciones que hice durante toda esta semana con una nueva imagen para mi blog, en el pasado, Lunare era representada por una Luna creciente que daba a entender el crecimiento de esta bitácora, pero desde hoy su imagen se ha convertido en una Luna Llena, bajo la premisa de que siempre es posible para la Luna alcanzar nuevos horizontes con su luz, y de que es justo en la plenitud en donde se viven las mejores cosas, ahora es justo cuando aspiro a esas mejores cosas de la vida y no dejare que nada me detenga en la construcción de mis sueños…


“sueños”

Y ahora que el futuro es solo una estela de sueños, puedo decir que aspiro a mucho para este nuevo año, el compromiso se debera mantener como hasta ahora: continuar soñando y hacer parte de esos sueños a todos los que por algún motivo lleguen aquí, continuar publicando y hacerlo cada vez con más energía, continuar en la busqueda se secciones nuevas y mantener aquellas que ya existen para que no decaigan en el olvido, permitirme expresarme tan libremente como lo necesite en el momento y dejar atrás los tapujos porque sé que no me llevarán a ningun buen lugar; hoy es el último día de este año y mañana habra de llegar un nuevo aniversario para la apertura de un nuevo umbral, y espero que esta vez igual que en las ocasiones pasadas ello solo signifique un crecimiento real.


“Casi dos años”

El día de ayer realice un cambio profundo en la imagen de mi blog; todo esto con motivo de una fecha muy especial, el próximo Sábado 19 de Noviembre, esta bitácora cumplirá su segundo aniversario de existencia, y creo que este es un momento perfecto para darle una renovación penetrante a mi blog que sirva para darle la bienvenida a ese nuevo año que el próximo domingo comenzará, y con el mismo motivo a partir de mañana comenzaré una secuencia de publicaciones relacionadas a estos dos años que he vivido junto a Lunare, dos años que han sido espectaculares en muchos sentidos de mi vida. Hasta pronto.