-Memorias del Profe-

Entradas etiquetadas como “vete

“vete ya”

Si te vas, que sea de una buena vez, me he cansado de esperar tus besos, de ser adicto de tus muchos defectos, estoy harto de estar dispuesto a todo por ti, de darte mi tiempo sólo en la medida que tu juzgas pertinente, de darte mi corazón a manos llenas a cambio de la poca atención que eres capaz de darme.

Me he cansado ya de buscarte y no encontrarte, de tenerte por mía mientras eres más que ajena, de necesitarte para respirar mientras tu suspiras su aroma por cada uno de tus poros, si te vas, que sea de una buena vez, porque yo no estaré aquí por demasiado tiempo, quizás hasta mañana, quizás no haya para mí un nunca, pero vete ya…

Anuncios

“mejor”

Vuelves justo ahora, que no necesito nada de ti, que por fin soy libre y que cumplo uno de mis sueños, justo ahora que puedo seguir sin ti; ¿Por qué? No entiendo tu necesidad de atormentarme en éste momento, vienes con tu encanto, con todo lo que posees y siempre has tenido, con la sublime manera de mirarme a los ojos, con esa fuerza al decir mi nombre, vuelves para tomar tu lugar, para volver a ser quien eras en mi vida: una reina, que jamás ha sabido nada de éste mortal que la ama como a su vida misma, vuelves una vez más, y al verte llegar no puedo más que sentir una inmensa alegría, por volverte a tener en mi vida.

Pero justo ahora, no necesito nada más de ti, mejor hubiera sido, jamás reencontrarte, jamás haber leído aquel mensaje, jamás volver a sonreír por tu presencia en ésta maldita ciudad; mejor hubiera sido, que yo hubiera podido olvidarte de verdad….


“comienza a volar”

Nunca necesite de un sí de tus labios para sentirme verdaderamente bien, nunca quise saber que era lo que sucedía cuando estabas en los brazos de otro, jamás pensé que podríamos vencer al mal como el caballero y la princesa matan al dragón, y no fue mi intención tropezar contigo, las razones de sobra las conoce hoy Dios, pero yo no quiero estar contigo ni un segundo más, no quiero que tus brazos rodeen mi cuerpo, ni que tu perfume borre mis pensamientos.

Olvídame, déjame atrás, toma tus cosas y múdate a tu departamento.

Nunca necesite que dijeras hacia donde deberíamos ir, nunca quise que las cosas sucedieran como están sucediendo, tu teniendo mil amantes, yo esperando tu llegada siempre resignado a recibir solo las sobras de un amor que ambos sabemos no vale ya nada, jamás fue una mentira todo lo que te decía, que te amaba, y que esperaba que algún día olvidaras mi equivocación, pero yo no puedo hacer nada por ti si no quieres salvarte tu primero.

Olvídame, déjame atrás, toma tus cosas y múdate a tu departamento.

No te preocupes demasiado por mi vida sin ti, estoy acostumbrado a ella desde antes de que te vayas, y nunca vuelvas a pensar en mí, no sientas culpa, no sientas rencor, no sientas dolor, todo ello lo cargo yo desde el primer momento en que tu mirada cambio; solo olvídame, déjame atrás, toma tus cosas y comienza a volar.